Leonoticias

La pobreza se intensifica y Cáritas recibe un 5% más de personas en 2016 y eleva un 12% las atenciones

vídeo

Una persona pide dinero en la calle. / Noelia Brandón

  • Desde la entidad benéfica, dependiente de la Iglesia Católica, se achaca este incremento a que «aunque hay personas que salen, son más las que entran en una base cada vez más ancha»

Setenta años al servicio de León, setenta años atendiendo a los necesitados, setenta años de solidaridad y generosidad altruista.

Cáritas Diocesana de León ha presentado un libro en el que se analiza la evolución de esta organización que se ha encargado, desde 1945, de ayudar a los más necesitados.

Desde sus orígenes, con el obispo Luis Almarcha al frente, hasta el día de hoy, esta entidad ha ido creciendo para dar socorro y asilo a aquellas personas que por diferentes cuestiones no tiene capacidad para autogestionar sus necesidades más básicas.

Así lo reconocía el actual prelado de la Diócesis de León, Julián López, que esgrimía la «especial dedicación» que el fundador de Cáritas León tenía por los temas sociales y su busqueda por atender a los problemas de alimentación y vivienda de sus fieles.

El libro-documento, una obra de Prisciliano Cordero del Castillo recorre la trayectoria de Cáritas Diocesana León, y repartirá 1.500 ejemplares que serán distribuidos por parroquias, obispados y en la propia sede.

Una oportunidad de volver al pasado

La directora de la entidad ve esta obra como una oportunidad para recordar el pasado, porque «cuando se trabaja todos los días uno se olvida de que hubo un inicio».

El autor del libro ha realizado este ensayo de manera desinteresada, como ya ocurriera con una de sus ideas, la de crear el programa Caminando Juntos en 2012. Cordero del Castillo ha explicado que la idea de esta obra nace para crear un dosier para voluntarios, de carácter reservado, pero al investigar fue surgiendo la idea de crear algo más importante.

Los retos que ha perseguido Cáritas en estos 70 años se enmarcan en haber estado al son de los tiempos y a la altura de la evolución y la doctrina de la Iglesia.

Así, en 1946 Cáritas se volcó con el apoyo a vivienda social, con las casas aguinaldo, en el barrio de la Purísima. Entre 1950 y 1960 llegó la ayuda americana, principalmente con leche en polvo y queso, y se pide ayuda a la entidad para la distribución a hospicios, colegios y seminarios.

Finalmente, Cáritas León se incorpora a Cáritas Nacional, convencidos por el arzobispo de Barcelona, Marcelo; y el monseñor Echerren, de Canarias; tras la muerte de Almarcha.

Aumento en el primer semestre

La presentación de Cáritas, 70 años de historia, ha estado acompañada por un análisis de la situación que atraviesa la entidad en este año 2016.

Las personas atendidas por la entidad se han incrementado un 5% y las atenciones gestionadas lo han hecho un 12%. La mayor inversión, en el primer semestre del año, se ha realizado en la atención primaria, para vivienda y suministro.

Además, Cáritas trabaja actualmente, en base a la subvención de la Junta de Castilla y León con un programa para la reinserción y la búsqueda de un puesto de trabajo.

La presidente da la asociación en León, Beatriz Gallego, reconoce que la situación no mejora porque, aunque hay un grupo de personas que sí lo hace, es más amplio el de aquellas que se incorporan a la base, que cada vez es más ancha.

Actualmente, Cáritas Diocesana León tiene 500 voluntarios que tratan de hacer más fácil el día a día de las personas que lo necesitan. Lo hacen de forma altruista, siguiendo así las premisas que marca una de las entidades benéficas más longevas de España.