Leonoticias

La provincia leonesa registra la segunda subida más pronunciada de los precios en la Comunidad.
La provincia leonesa registra la segunda subida más pronunciada de los precios en la Comunidad. / Campillo

Los precios suben un 0,2% en agosto en León y la tasa interanual se sitúa en el -0,9%

  • El ocio y la cultura impulsan a tasas positivas los precios, frente a la caída del vestido y calzado

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió un 0,1 por ciento en el mes de agosto en Castilla y León, el mismo porcentaje que en España, respecto del mes anterior y la tasa interanual se sitúa en el menos 0,4 por ciento, tres décimas más que en el conjunto estatal, que fue del menos 0,1 por ciento, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las mayores caídas de precio en agosto en Castilla y León se registraron en el vestido y calzado, con un retroceso del uno por ciento, por el efecto de las rebajas de verano. También hubo bajadas en vivienda (0,3 por ciento) y medicina (0,1 por ciento). Los aumentos con respecto al mes anterior tuvieron lugar en ocio y cultura (1,6 por ciento), comunicaciones (0,8 por ciento), hoteles, cafés y restaurantes (0,4 por ciento) y alimentos y bebidas no alcohólicas (0,1 por ciento). En cambio, no varió en bebidas alcohólicas y tabaco, menaje y enseñanza.

Asimismo, en el cómputo anual, la mayor caída se produce en vivienda (menos 5,6 por ciento) y el transporte (menos dos por ciento) y la subida más elevada en las comunicaciones (2,7 por ciento).

Los precios bajaron en agosto respecto al mes anterior en Ávila, un 0,1 por ciento. En el resto aumentaron, con una subida del 0,3 por ciento en Soria y del 0,2 por ciento en Burgos, León, Palencia, Segovia y Zamora. Además, subieron un 0,1 por ciento en Salamanca y Valladolid. En lo que va de año, la tasa se sitúa en el -1,4 por ciento en Ávila; seguido de Salamanca y Zamora, con el menos 1,2 por ciento; Burgos, con el menos uno por ciento; León y Palencia, con el menos 0,9 por ciento; y Segovia, Soria y Valladolid, con el menos 0,7 por ciento.

Comunidades

El IPC aumentó en todas las comunidades, situándose en niveles positivos en cuatro de ellas: Comunidad Foral de Navarra (0,3 por ciento), Principado de Asturias (0,1 por ciento), Cataluña (0,1 por ciento) y País Vasco (0,1 por ciento).

Los mayores incrementos de la tasa anual, de seis décimas, se registran en Castilla–La Mancha (que sitúa su variación anual en el menos 0,3 por ciento), Principado de Asturias (0,1 por ciento), Región de Murcia (cero por ciento), Comunidad Foral de Navarra (0,3 por ciento) y La Rioja (0,4 por ciento). Por su parte, Canarias registra la menor subida, de tres décimas, lo que sitúa su tasa anual en el menos 0,2 por ciento.

España

En España la tasa anual del Índice de Precios de Consumo general fue del menos 0,1 por ciento, cinco décimas mayor que la registrada el mes anterior. Los grupos con influencia positiva que destacan en el aumento de la tasa anual son el transporte, que experimentó una variación del menos 1,9 por ciento, más de dos puntos por encima de la de julio, en su mayoría debida a que los precios de los carburantes y lubricantes bajaron menos que el año anterior.

También influyó, aunque en menor medida, la subida de los precios de los automóviles por la finalización de las ayudas del plan PIVE. La vivienda, cuya tasa anual se ralentizó hasta situarse en el menos 4,4 por ciento, principalmente por la evolución de la calefacción, alumbrado y distribución de agua. La electricidad se incrementó este mes frente a la bajada del mismo del año del año anterior. El ocio y cultura, cuya tasa del 0,2 por ciento, ocho décimas superior a la de julio, fue consecuencia de la subida de los precios del viaje organizado, mayor que la de agosto de 2015. Otros bienes y servicios aumentó su tasa siete décimas hasta el 1,8 por ciento debido al comportamiento de los precios de los seguros, que suben más que el año pasado.

Por su parte, los grupos con mayor influencia negativa fueron alimentos y bebidas no alcohólicas, que presentó una tasa anual del 1,8 por ciento, siete décimas inferior a la del mes pasado, causada por la bajada de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, las frutas frescas y los aceites, que subieron hace un año. También influyó el aumento de los precios del pescado fresco, menor que el registrado en 2015. Hoteles, cafés y restaurantes registró una variación del 0,2 por ciento, cinco décimas por debajo de la registrada en julio, que se explica porque los hoteles y otros alojamientos registran este mes una subida de precios menor que hace un año.