Leonoticias

San Andrés y León sellan el convenio para que los bomberos de la capital actúen en el municipio del alfoz

vídeo

Firma del acuerdo entre San Andrés y León. / Campillo

  • El nuevo acuerdo tendrá un canon anual de 640.000 euros para el ayuntamiento del alfoz y el alcalde de la capital adelanta conversaciones con el presidente de la Diputación para que la firma se extienda al resto de municipios del área metropolitana

«Los políticos estamos para solucionar problemas y dar respuestas a las necesidades de nuestros vecinos». Con esas palabras como base de trabajo, los ayuntamientos de León y San Andrés han puesto negro sobre blanco a un convenio de colaboración para que los bomberos de la capital socorran, de forma oficial, a los ciudadanos del municipio del alfoz.

Un problema histórico que ha llegado a su fin, después de años en los que el Parque de Bomberos de León debían socorrer los fuegos que se producían en la localidad vecina por rigor profesional.

Antonio Silván y María Eugenia Gancedo han evidenciado con un apretón de manos el paso adelante en este acuerdo que supondrá un aumento en la seguridad a los vecinos de San Andrés.

El alcalde de León ha descrito la firma como ejemplo de «colaboración, coordinación, solidaridad y eficiencia para dar tranquilidad a los vecinos de San Andrés». Con este hecho se pone punto y final a «un problema de 33.000 personas al que 140.000 han querido dar solución».

La primer edil del municipio vecino ha reconocido que ha costado tiempo, pero finalmente el proyecto tiene «todos los visos necesarios para tener la garantía de ser viable».

Paso adelante en la legalidad

María Eugenia ha destacado cuatro palabras como fruto del acuerdo. «Colaboración, seguridad, ahorro y legalidad». Por un lado, la seguridad que hará que los vecinos se sientan más seguros en esta materia.

En cuanto a la legalidad, este convenio permite mantenerse dentro de estos cauces, ya que al ser un municipio de más de 20.000 habitantes «tenemos la obligación de disponer de un bombero por cada 1.000 habitantes». En ello repercutirá el ahorro.

El sobrecoste que suponía para las maltrechas arcas de San Andrés del Rabanedo disponer de un parque propio de bomberos, y la obligatoriedad que tenían de poseer un servicio así, ha propiciado este acuerdo por el que el ayuntamiento que dirige Gancedo pagará un canon anual de 640.000 euros cuya cuantía se aportará trimestralmente.

Además, por el uso de estas unidades en lo que resta de 2016, el municipio del alfoz aportará 160.000 euros a las arcas de la capital. «El Ayuntamiento de León será flexible, con adelanto y retraso de pagos en conveniencia al recibimiento de los Tributos del Estado, eso que sustenta los presupuestos en estos días», ha asegurado Gancedo.

Y por último, la base de colaboración entre ambas instituciones ha sido clave para sacar adelante la firma. Especialmente, el trabajo entre los voluntarios de protección civil que han trabajado con el Ayuntamiento de León para paliar la situación que ha habido hasta este momento.

Siete nuevas plazas y posibilidad de ampliar el área

La firma del nuevo convenio conllevará un aumento del personal en el Parque de Bomberos de la capital. Serán siete las nuevas plazas, antes de fin de año, que se convocarán desde el Ayuntamiento de León para complementar las necesidades. «El acuerdo conlleva una mejora de medios materiales y personales porque hay que garantizar la seguridad de los ciudadanos y ser eficientes», ha sentenciado Antonio Silván.

El alcalde de León ha adelantado, además, las conversaciones, bien encauzadas, que han tenido con la Diputación para ampliar el convenio al resto de municipios del alfoz, dependientes de los parques de bomberos provinciales al ser de menos de 20.000 habitantes. «La respuesta de Juan Martínez Majo ha sido positiva y definiremos el modelo de servicio y su uso».

Un día histórico para San Andrés del Rabanedo y que repercutirá positivamente en la capacidad del parque de bomberos de la capital. Una forma de demostrar que el diálogo entre ambos municipios puede dar frutos que sean beneficiosos para todos los vecinos del área metropolitana.