Leonoticias

León reduce el número de talleres mecánicos hasta los 650 y ocupa a 2.500 personas

vídeo

Imagen de un coche en reparación en el taller Carolina Motor

  • Los establecimientos legales afrontan el aumento de centros clandestinos en la provincia, que ofrecen reparaciones más baratas pero sin «garantías de calidad»

Un dolor de espalda, una gripe, una rotura, síntomas que obligan a hacer una visita al médico. Los vehículos también requieren revisiones que certifiquen que aspectos se deben reparar y cuales poner a punto. Sin embargo, la realidad es otra. Aún, hay muchos propietarios de turismos que no consideran necesario realizar inspecciones técnicas hasta que 'algo falla'. Pero la batalla de los talleres ya no solo es convencer a los usuarios de la importancia de examinar los coches con asiduidad, sino que tienen que enfrentarse a la competencia desleal de los talleres ilegales.

En la provincia de León operan 650 talleres mecánicos de coches, camiones, motos u otros accesorios; una cifra que ha descendido en los últimos diez años. En lo que va de año, la Guardia Civil ha clausurado 22 talleres ilegales, cinco de ellos en León. Estos centros clandestinos merman el trabajo de los talleres legales. «Trabajan con herramientas no adecuadas y utillajes que no son para el vehículo correcto», sostiene Juan Fernández Pérez, vicepresidente de la asociación FELE de talleres de reparación de automóviles.

Los talleres clandestinos ofrecen reparaciones a precios más baratos que en los establecimientos con licencia. No obstante, «con el tiempo salen más caros porque a veces provocan más averías que las que tenía el coche», valora Pérez. Desde que comenzase 2016 la benemérita ha realizado controles en más de 45 establecimientos mecánicos. Y, es que, el número de inspecciones ha aumentado en los últimos años, si en 2011 tan solo se realizaron 61, en 2016 se han llevado a cabo 5.473. « En ocasión emplean piezas reutilizadas que suponen un riesgo para la seguridad vial», indica el propietario del concesionario Carolina Motor.

Desde FELE también intentan combatir con esta lacra a través reclamaciones en la asociación de talleres, a pesar de que las inspecciones se realizan en horas diurnas y las naves o casas particulares que albergan los talleres al margen de la ley no abren sus puertas. Otra de las soluciones que propone la federación de empresarios es la prohibición de vender material que afecte a la seguridad del vehículo a personas sin identificación de taller, CIF o NIE.

«Se están cerrando muchos talleres», sentencia Juan Fernández. Uno de los motivos responde a la mejora de los coches que «no necesitan tanto mantenimiento como antes porque las carreteras se han renovado».

Si bien los talleres de León presentan un importante avance tecnológico, los centro mecánicos tienen que estar constantemente actualizados para poder realizar un mantenimiento correcto a los coches que circulan actualmente.

Las averías más comunes

La vuelta a la rutina, tras unas largas vacaciones, también afecta a los vehículos. Según el Barómetro de Averías del RACE durante el verano se han realizado más de 85 millones de desplazamientos en carretera. Un desgaste que aflige especialmente a la batería, los neumáticos, el motor o el alternador.

Antes de las vacaciones los talleres experimentan un repunte a pesar de que «ya es muy difícil predecir cuáles serán los meses con más volumen de trabajo», confirma Juan Fernández.

La dirección, las cubiertas, las pastillas de freno o las correas de distribución son algunos de los aspectos a los que los conductores prestan más atención. No obstante, Carolina Motor recomienda cambiar cada 8 o 10 años el líquido anticongelante , una idea que aún no ha calado en la sociedad puesto que gran parte de la gente «no lo cambia hasta que se corroe».

«Las personas dan importancia a los frenos pero casi nadie se la da a los amortiguadores porque apenas se ‘pillan’ baches».

Igualmente el vicepresidente de la asociación FELE de talleres de reparación de vehículos muestra su preocupación por la relación entre los talleres y las compañías de seguros que, en ocasiones «imponen a los establecimientos asociados trabajar con precios y mano de obra muy por debajo del precio de mercado».

Un parque automovilístico anticuado

Castilla y León cuenta con uno de los parques automovilísticos más anticuados de toda España. La media de edad de los vehículos que circulan por la comunidad es de 12,8 años.

«El parque en León es muy viejo», puntualiza Juan Fernández. Aunque la provincia ha registrado en lo que va de año más de 4.000 matriculaciones de turismos, los datos suponen un 35 por ciento menos de lo que se matriculaba en 2007.

Un automóvil envejecido se traduce en un mayor riesgo en las carreteras y así lo creen desde Carolina Motor, «los coches con cuatro o seis años habitualmente no dan problemas, porque antes de vender el turismo se realiza una revisión exhaustiva. Todavía hay personas que compran un coche con 12 años y quieren tener la misma garantía que ofrece un coche con menos tiempo».

El estudio elaborado por RACE demuestra que los vehículos de entre 10 y 15 años sufren muchos más problemas de motor, electricidad, neumáticos, frenos o embragues. Agravantes que no frenan la venta de vehículos de ocasión en León, que vendió más de 12.000 vehículos desde enero hasta agosto de 2016.

«Los talleres estamos para asesorar, los centros mecánicos de León son dignos de reseñar», concluye Juan Fernández. Amortiguadores, frenos, cubiertas, aspectos que se deben revisar con regularidad porque acudir a tiempo al taller mecánico puede evitar accidentes en las carreteras.