Leonoticias

La gerencia del Hospital de León corregirá la 'sobreocupación' en las habitaciones pero recalca la calidad de la atención

Señalización de Urgencias en el Hospital de León.
Señalización de Urgencias en el Hospital de León.
  • Juan Luis Burón asegura que no hay necesidad de abrir plantas cerradas ya que el Complejo Asistencial aún dispone de «170 camas libres»

El Complejo Asistencial de León evitará, en lo sucesivo, la sobreocupación en las habitaciones del centro asistencial. Al menos ésta es la intención expresada por el gerente del propio hospital, Juan Luis Burón, quien ha reconocido las «incomodidades» que este tipo de prácticas provocan en enfermos y pacientes.

Burón, sin embargo, ha asegurado que la decisión de «situar a tres enfermos en habitaciones de dos» se toma en base a un objetivo claro: «Primar la atención al paciente con seguridad y eficacia».

Advierte que la situación no se provoca por una ausencia de profesionales o por la imposibilita de abrir alguna de las dos plantas cerradas. «No es así. El Hospital de León cuenta en la actualidad con un total de 170 camas disponibles. Lo que se ha intentado en todo momento es aplicar un criterio de atención eficiente y no llevar a pacientes con una patología determinada a una planta dedicada a otro tipo de especialistas pese a que en ella la ocupación sea menor».

Para la dirección del centro y tras las quejas de los pacientes y de sus familiares (recientemente una familia llegó a asegurar que en la habitación estaban «como sardinas») se revisará la situación con el fin de aplicar «las medidas correctoras pertinentes».

«Examinaremos lo que ha ocurrido pero en todo caso insisto en que se dispone de las camas necesarias para la atención a pacientes con 170 libres de las 797 de las que disponemos en la actualidad», ha asegurado a leonoticias.

Urgencias

Las mismas medidas correctoras se tomarán en el caso de Urgencias, donde las esperan a pacientes se prolongan en ocasiones por encima de las ocho horas. «Llevamos detectando desde hace tiempo determinados picos de horas con una mayor afluencia que se producen a la una y las cinco de la tarde», ha asegurado.

Defiende el protocolo porque «la estructura para poder dar respuesta adecuada a la patología urgente que nos llega es la correcta. Hay un triaje que determina el nivel de riesgo del paciente en rojo, naranja, amarillo, azul y verde. En los casos más urgentes -los dos primeros- la atención promedio se sitúa entre los tres y cinco minutos. Y en el resto de paciente los tiempos se adecúan a las patologías».

Para el gerente del propio hospital, Juan Luis Burón, tampoco hay un problema de personal porque «se cumplen las sustituciones y se aplican refuerzos cuando la situación así lo requiere».

'Picos' de 420 pacientes diarios

En la actualidad el Hospital de León atiende una medida de 381 urgencias diaria con picos que se elevan a los 420 en algunas jornadas y con los lunes y martes son los días de más demanda de este servicio.

A ese nivel de demanda se responde con un equipo «extraordinario». «Es cierto que todo se puede mejorar y veremos a ver en las reuniones pertinentes si hay algún tipo de actuación que se pueda mejorar en este servicio», ha sentenciado.