Leonoticias

Radiografía urbana: siete barrios de León capital precisan de un proceso de regeneración urbana

  • 17.075 personas se ven afectadas por esta necesidad | Tres barrios de Ponferrada se encuentran en la misma situación y otro más en San Andrés del Rabanedo

Las principales ciudades de Castilla y León presentan cerca de 200 zonas en las que es necesario acometer un plan de regeneración al concentrar viviendas antiguas, una elevada tasa de paro, que supera de media el 40 por ciento, y una población menguante y envejecida. Por tanto, se trata ‘manzanas’ e incluso barrios enteros, que se levantaron entre las décadas de los años 50 y 80, y en los que ahora viven más de 195.000 personas.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha detectado estos puntos mediante una ‘radiografía urbana’, a la que tuvo acceso Ical, que examina las 15 ciudades que superan los 20.000 habitantes. El examen ha localizado 195 puntos que requieren una intervención en un total de 59 áreas al combinar los cuatro factores que determina el índice de necesidad de rehabilitación: pérdida de población, desempleo, vivienda anterior a 1980 y vecinos de avanzada edad.

Los resultados de esta revisión exhaustiva sobre los conjuntos residenciales homogéneos servirá de guía en los procesos de rehabilitación, regeneración y renovación urbana que la Junta ponga en marcha, puesto que permitirá priorizar las actuaciones más urgentes en la Comunidad. También, los ayuntamientos castellanos y leoneses podrán utilizarla para elaborar sus propios inventarios municipales de áreas vulnerables y estrategias de rehabilitación.

Las políticas de las denominadas ‘tres erres’ se ha vuelto a convertir en uno de los ejes de las actuaciones de vivienda de la Consejería de Fomento. El departamento de Juan Carlos Suárez-Quiñones da los últimos retoques a la Estrategia de Regeneración Urbana, en la que se encuentra este análisis de las 15 ciudades de Castilla y León, para su aprobación en unas semanas, lo que permitirá actualizar el Plan de Rehabilitación Integral de Castilla y León (PRICyL).

Este documento dirigirá la intervención de la Junta en los espacios urbanos y, en concreto, en las áreas residenciales que surgieron entre la posguerra y la década de los 80 del siglo pasado. Entre estos barrios destacan aquellos que se caracterizan por presentar un diseño homogéneo y que forman las primeras periferias de las ciudades (1950-1979), espacios “vulnerables” donde se concentran problemas urbanos o de edificación, pero también de raíz social y económica.

Rehabilitación urbana

Valladolid es la ciudad de Castilla y León que suma más zonas con una necesidad elevada de ser regeneradas, con 54 en las que viven casi 50.000 habitantes y en las que el paro alcanza el 42,4 por ciento. Le siguen Burgos y León con 21, con una población de 19.000 y 17.000 habitantes y un paro de 38,4 y 39,9 por ciento. También Salamanca suma una veintena, con más de 25.000 habitantes y un elevado desempleo (39,5 por ciento). Le sigue Palencia con 19, que agrupan casi 18.000 habitantes, con un índice de paro del 41,2 por ciento.

Ávila presenta tres ámbitos con un total de diez zonas que necesitan una rehabilitación, con una población total de 11.660 habitantes y una tasa de paro media del 38,3 por ciento, como Zamora, donde las áreas residenciales de 10.285 habitantes precisa una intervención, ya que además el desempleo ronda el 44 por ciento. Le sigue Segovia con nueve y 8.285 habitantes; Aranda de Duero con siete (10.531); Miranda de Ebro y Laguna de Duero con cinco (3.945 y 6.980); Ponferrada y Medina del Campo con cuatro (4.575 y 3.975), y San Andrés del Rabanedo y Soria, con tres (2.640 y 3.925).

Áreas

La zona con mayor necesidad de regeneración de Ávila se concentra en los barrios periféricos del centro histórico, al norte de La Cacharra, al este de la estación y al sur el barrio de la Toledana; en Aranda, en en el barrio de Santa Catalina y en la primera fase del polígono de Allenduero colindante con el viario ferroviario; en Burgos, en los barrios periféricos del centro histórico, al norte de la calle san Francisco, la barriada de Illera, Río Vena Gamonal y en el sur de las zonas del Crucero, San Pedro y San Felices, y en Miranda, en la zona más antigua del centro histórico, además de la barriada Primero de mayo y algunas zonas del ensanche.

En León, la zona que precisa más una intervención se sitúa en el barrio de San Claudio, zonas del Egido y en torno al ferrocarril, así como en puntos de La Asunción, San Mames, Las Ventas, Eras de renueva, la Palomera o la Chantría; en San Andrés, en el barrio de Pinilla; en Ponferrada, en el norte del centro histórico, en Columbrianos, El Temple, La Puebla, así como en Santo Tomás, San Andrés de Montejos o Toral de Merayo; en Palencia, en San Pablo y Santa Marina, en Ave María y San Juanillo, María Cristina junto con puntos del Campo de la Juventud. El Carmen y por último el barrio de Santiago.

El índice de necesidad de regeneración mayor se concentran en Salamanca en todos los barrios de posguerra surgidos al norte y este del centro, todos ellos provenientes de los planes nacionales de construcción de viviendas (1956- 1960, 1961-1976), además de Garrido Norte, San José y La Vega; en Segovia, en el este y sur del centro próximo al acueducto, como el entorno de la iglesia de San Martín y San Sebastián o los barrios de Santo Tomas, San José Obrero y La Albuera, El Carmen y Las Lastras; en Soria, en torno a la avenida Valladolid; en Laguna de Duero, el centro urbano, el barrio de Torrelago y Prado Boyal; en Medina, en el barrio de La Mota, en el polígono industrial al norte y el barrio del Ferial; en Valladolid, al norte los barrios de Rondilla, la Victoria y Barrio España, al este Pajarillos, Delicias y entornos de la Circular, Cuatro de marzo, la Farola, Arca Real y el sur de Huerta del Rey y Arturo Eyries, y en Zamora, en la avenida de las Tres Cruces y la Estación, San José Obrero y Santo Tomás.

Modelo

El modelo que define el estudio se adapta para la Consejería al marco europeo en materia de desarrollo urbano sostenible. En el periodo 2014-2020 los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos han previsto apoyar el desarrollo de Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI) en ciudades y áreas urbanas funcionales dentro del marco definido en el Acuerdo de Asociación de España 2014-2020, aprobado por la Comisión Europea de 30 de octubre de 2014.

Por tanto, las ayudas, gestionadas por la Administración General del Estado, estarán destinadas, según Fomento, a financiar el desarrollo de las Estrategias DUSI en áreas urbanas de población mayor de 20.000 habitantes, siendo beneficiarios de las mismas los ayuntamientos o entidades supramunicipales.