La planta de Ilunion en La Bañeza recicla el 60% de los productos eléctricos de la Comunidad

Juan Carlos Suárez Quiñones, durante la visita. / Inés Santos / Campillo

La empresa, que emplea a personas con discapacidad, tiene planes de ampliar en superficie, capacidad y empleos, aumentando entre un 5% y 10%

N. BARRIO / S. GALLO La Bañeza

Con los ecos del Día de la Discapacidad presentes, el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, quiso ver de primera mano la labor de estas personas en el mundo laboral, acudiendo directamente al centro de trabajo que Ilunion tiene en La Bañeza. Allí mantuvo una reunión de trabajo tras la que visitó las instalaciones, poniendo en valor su actividad.

Y es que la bañezana que es una de las dos centrales que se encargan del tratamiento de estos materiales en la Comunidad. Suárez-Quiñones cifró en casi un 60 por ciento de los aparatos eléctricos de Castilla y León los que se tratan en esta planta, una cifra que asciende al 64 por ciento si se tiene en cuenta lo que viene de fuera de la Comunidad, ya que en Castilla y León se trata «el 108 por ciento de los aparatos eléctricos y electrónicos recogidos», dijo.

En su visita, Suárez-Quiñones puso de relieve el compromiso social y mediambiental de la ONCE, que es quien gestiona esta planta, con el fin de que las personas con discapacidad visual puedan vivir «con normalidad», pero también el compromiso económico con Castilla y León, donde cuenta con 44 centros de trabajo que generan 2.200 puestos de trabajo y unos 100 millones de euros de actividad, lo que la convierten en «una de las grandes empresas» de la Comunidad.

El delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez, recordó los orígenes de esta organización a raíz del cupón, pero insistió en que día a día la organización se ha ido convirtiendo en «algo más grande y más complejo» y que, como tal, requiere de la cercanía de las administraciones porque «cada vez representamos a más gente», declaró.

Del origen de generar un modelo de servicios sociales específico para personas ciegas, se ha ido configurando «el mejor equipo» de servicios sociales, que funciona con índices de calidad y de cercanía «importante» con una mayor relevancia de la generación de empleo.

De hecho, la planta de La Bañeza, ya está dando sus primeros pasos para su próxima ampliación en los próximos tres años. El Ayuntamiento bañezano acaba de dar luz verde a las modificaciones necesarias para el proyecto de ampliación de la planta, una iniciativa que prevé la ampliación del espacio de almacenamiento de los residuos desde los 10.000 metros cuadrados actuales hasta los 14.000, con una previsión del aumento de los puestos de trabajo de entre un cinco y un diez por ciento en los próximos tres años.

Castilla y León, «un ejemplo»

Así, el consejero se refirió a Castilla y León como un «ejemplo» en lo que a reciclaje se refiere, y recordó que la Comunidad ha dado cumplimiento a la norma que el año pasado obligaba al tratamiento del 45 por ciento de los aparatos eléctricos y electrónicos adquiridos en los tres años anteriores, lo que supuso el tratamiento de 13.800 toneladas.

Las previsiones para los próximos años apuntan a la necesidad de reciclar, el 50 por ciento en 2017 y el próximo año hasta un 55 por ciento, algo que a juicio del consejero supone «una responsabilidad», no solo para las administraciones, sino también para los ciudadanos.

Contenido Patrocinado

Fotos