Jiménez de Jamuz estrena la tercera Zona de Interés Artesanal de la Comunidad

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, preside el acto conmemorativo de la declaración de Jiménez de Jamuz como Zona de Interés Artesanal de Castilla y León y visita el Alfar Museo de la localidad/Campillo
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, preside el acto conmemorativo de la declaración de Jiménez de Jamuz como Zona de Interés Artesanal de Castilla y León y visita el Alfar Museo de la localidad / Campillo

Pilar del Olmo subraya la apuesta de la Junta por impulsar con promoción y ayudas una actividad que crea empleo y fija población en el medio rural

E.F.G.

Jiménez de Jamuz estrenó este viernes su declaración como Zona de Interés Artesanal (ZIA); la tercera que existe en la Comunidad, junto a las de Portillo (Valladolid) y Medina de Pomar (Burgos). La distinción reconoce la tradición alfarera del municipio, que en el Catastro del Marques de la Ensenada del siglo XVIII ya contabilizó 42 artesanos que llegaron a ser hasta un centenar a principios del siglo XX, según lo recordó hoy la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, que presidió el acto conmemorativo de entrega del nombramiento.

La consejera hizo hincapié en la apuesta de la Junta por impulsar la actividad artesana que, recordó, se desarrolla principalmente en las zonas rurales -el 75 por cieno de los artesanos están en municipios de menos de 5.000 habitantes-, al que se dedican casi tantas mujeres como hombres -en la provincia de León son más- y que, añadió, crean empleo y fijan población.

Para contribuir al desarrollo de ese sector, dijo, se contemplan acciones de promoción, publicidad y ayudas económicas, con prioridad en la concesión de las mismas, ya que las empresas y profesionales asentados en Zonas de Interés Artesanal (ZIA) de Castilla y León tendrán un trato preferente en las convocatorias de la Dirección General de Comercio y Consumo para 2018.

Este año se tramitará una línea de subvenciones para pymes artesanas que cubrirán hasta el 50 por ciento de la inversión prevista, frente al 30 por ciento anterior, con un límite de 25.000 euros frente a los 7.500 euros actuales. Asimismo, el criterio que más puntuación otorgará a los solicitantes será estar domiciliado en un municipio o entidad local menor que esté declarado como ZIA o figure incluido en una de ellas. Por otra parte, la convocatoria aumentará el número de actividades que pueden ser objeto de apoyo de la Junta, para incorporar las que se lleven a cabo con el objetivo de modernizar o mejorar la imagen del establecimiento o su adecuación a la actividad.

La Dirección General de Comercio y Consumo gestiona el Registro Artesano de Castilla y León, de inscripción voluntaria, que acoge a alrededor de la mitad de las empresas artesanas. A 31 de marzo de 2018 reunía a 3.243 titulares con reconocimiento administrativo en vigor, de los que 2.591 pertenecían a la Sección Primera, 628 a la Segunda, dos a la Tercera, 19 a la Cuarta y tres a la Quinta. En la Comunidad los profesionales y negocios inscritos suponen en torno a 7.000 empleos directos, vinculados a al menos una quincena de sectores económicos.

Reconocimiento

La Consejería de Economía y Hacienda publicó la concesión de la distinción a Jiménez de Jamuz en el Boletín Oficial de Castilla y León del 11 de agosto de 2017, a instancias de la solicitud planteada un año antes por el Ayuntamiento de Santa Elena de Jamuz en representación de cuatro artesanos alfareros. La resolución que permitió la declaración de la ZIA destacó, entre otros aspectos, que Jiménez de Jamuz, es el núcleo alfarero más importante de León y que en la actualidad mantiene cinco talleres en activo, siendo el último centro alfarero de la provincia y uno de los pocos de toda la comunidad.

También subrayaron que las técnicas de elaboración que se utilizan para realizar las piezas de alfarería son las referidas a la alfarería tradicional de la zona, manteniendo vivo el proceso histórico que identifica al oficio de alfarero y que las materias primas usadas en la elaboración del producto son las mismas que se identifican en la tradición alfarera local, donde además destaca que todavía se siga extrayendo la arcilla del barrero local, hecho éste que se ha visto sustituido en la mayoría de las poblaciones por la compra de arcillas industriales.

Además, se reseñó que la localidad cuenta con un museo dedicado a la alfarería, el Alfar Museo, reconocido dentro de la red de Museos de Castilla y León y cuyo maestro participa en talleres didácticos organizados por la Diputación Provincial. En sus dependencias alberga un horno árabe, de tiro vertical, en el que se cuecen piezas que no se venden al público sino se distribuyen como obsequio institucional.

Contenido Patrocinado

Fotos