Embutidos Rodríguez encara la fase de pruebas de su nueva factoría y recupera 226 empleados

Nuevas instalaciones de Embutidos Rodríguez. /
Nuevas instalaciones de Embutidos Rodríguez.

La cárnica leonesa advierte a CCOO que está cumpliendo con los acuerdos firmados, habiendo aumentado la inversión a 22 millones y que mantendrá el modelo productivo anterior al incendio

LEONOTICIASSoto de la Vega

Embutidos Rodríguez avanza en su objetivo de recobrar al 100% su actividad. La empresa cárnica leonesa ha entrado en las últimas semanas del verano en la fase de pruebas y puesta a punto de sus nuevas instalaciones lo que ha permitido recuperar hasta el momento 226 empleos de los que se vieron afectados tras el incendio del mes de mayo de 2016.

Trabajadores que, según matizan desde la compañía en respuesta a la denuncia de CCOO, son cooperativistas de la Cooperativa Servicarne que venía prestando este servicio en las instalaciones de Soto de la Vega hasta el momento del siniestro.

Como anunció la empresa en aquel momento tras el primer balance de daños, Embutidos Rodríguez no solo no renunciaba a esa parte del negocio y a seguir estando en el mismo lugar, sino que estaba dispuesto a reconstruir las instalaciones dañadas y recuperar el empleo lo antes posible.

Cumpliendo su palabra punto por punto hasta el momento”, según señalan a través de un comunicado, con una factoría más moderna y competitiva que asegurara no solo su continuidad sino su crecimiento en los próximos años gracias sobre todo a la exportación.

Es por esto que lamenta las declaraciones del representante regional de CCOO Juan Manuel Ramos en los que, según denuncian, falta a la verdad en cuanto a los compromisos adquiridos por la empresa a la vez que lanza una serie de mensajes tremendistas sobre Embutidos Rodríguez, ajenas a la realidad, sin ninguna sustentación documental y con el consiguiente daño gratuito a la imagen de una empresa y, por lo tanto, al empleo que dice querer defender.

Lo único que “incumplió” del acuerdo con la Fundación Anclaje de 26 de julio de 2016 es que se comprometió a invertir 15 millones en la reconstrucción de la fábrica y finalmente han sido 22 millones hasta el momento, “lo que dice mucho de las intenciones claras y contundentes de Rodríguez de seguir apostando por Soto de la Vega, La Bañeza y su comarca, y por el empleo perdido en el siniestro”.

“El resto de acuerdos asumidos se han cumplido, como él bien sabe, incluyendo las ayudas para los cooperativistas afectados a través de un fondo creado por la propia Junta de Castilla y León, Servicarne y Embutidos Rodríguez, y el volver a reunirse tres meses antes de iniciarse la actividad al completo”.

Apuesta por el cooperativismo

La dirección recuerda que en los primeros días de junio de este año hubo la reunión en Anclaje en la que la empresa volvió a señalar que cumpliría con la recuperación del empleo con el modelo productivo que ha mantenido hasta ahora, que es exactamente el mismo modelo que aplican las empresas del sector en todo el país y que a tenor de lo visto, para algunos, Embutidos Rodríguez ha de renunciar, aunque ello ponga en peligro la competitividad de nuestra compañía.

Asimismo, la empresa señaló una vez más en ese foro que es a ella a quien le toca decidir su propio futuro de negocio y el modelo que la hace competitiva, sin injerencias externas, toda vez que este modelo empresarial no solo está ajustado a la ley, sino que- reiteran-, es el utilizado masivamente en el sector debido a sus particulares características.

Instalaciones punteras en tecnología y seguridad

Por último, desde Embutidos Rodríguez también se quiere dejar claro que las nuevas instalaciones, que están entrando poco a poco en funcionamiento y en fase de pruebas, están dotadas de los más avanzados sistemas de seguridad y con una tecnología puntera que está siendo validada y homologada este verano por los importadores internacionales más exigentes para operar en la exportación sin complicaciones.

Además, Rodríguez lleva un siglo de trayectoria y siempre ha respetado y respeta escrupulosamente las condiciones en las que se desarrollan los trabajos, por eso no está dispuesto a admitir de ninguna manera que alguien, de manera irresponsable e injustificada, ponga en duda esto e intente manchar la imagen de nuestra compañía, lesionando los intereses comerciales de la misma y repercutiendo, indirectamente, en los puestos de trabajo que directa e indirectamente tanto esfuerzo cuesta regenerar.

Fotos