El autor del ataque con cuchillo en París es un joven de origen checheno fichado como radicalizado

Los padres del individuo se encuentran en estos momentos retenidos por las autoridades francesas para ser interrogados

AGENCIASParís

El responsable del ataque con cuchillo que ha tenido lugar este sábado en París, en el que ha muerto una persona y cuatro han resultado heridas, es un joven ruso nacido en 1997 en Chechenia, según han informado a Reuters fuentes judiciales. Las huellas dactilares han servido a la policía para identificar al asaltante, que no llevaba documentos de identidad y del que se desconoce si residía en Francia o estaba de visita. Estaba fichado como radicalizado por los servicios de inteligencia. No tenía antecedentes judiciales pero figuraba en el fichero 'S' de los servicios de inteligencia, un fichero que reseña más de 10.000 personas peligrosas. Ese fichero incluye a islamistas radicales, gente susceptible de tener contactos con movimientos terroristas, fanáticos de fútbol violentos o miembros de grupos de ultraizquierda o ultraderecha.

Los padres del individuo, que falleció por los disparos de las fuerzas del orden, se encuentran en estos momentos retenidos por las autoridades francesas para ser interrogados. Según las autoridades, el asaltante, que tenía barba larga y vestía de negro, habría gritado «Alá Akbar» (Alá es grande) antes de matar a un peatón con un cuchillo y herir a cuatro más, tras lo que intentó atacar a una brigada de la policía, momento en el que fue abatido.

Arrestada en Estrasburgo una persona relacionada con el atacante

La Policía francesa ha arrestado este domingo en Estrasburgo a una persona relacionada con el atacante. El arrestado se trata de un joven amigo del responsable del apuñalamiento, Jamzat Azimov, y que, como él, tiene 21 años de edad.

De momento la Policía no ha presentado cargos ni ha identificado al arrestado, a la espera de terminar el interrogatorio, según han informado a Reuters fuentes judiciales.

El ataque se produjo anoche en las inmediaciones de la calle de Saint-Augustin, una zona muy frecuentada de restaurantes, bares y teatros. Cuando los policías llegaron al lugar, fueron amenazados por el agresor. «Durante la intervención policial, cuando tres funcionarios fueron hacia él para intentar inmovilizarlo, él fue hacia ellos blandiendo su cuchillo», describió una fuente cercana a la investigación. Uno de los agentes utilizó su pistola de descargas eléctricas antes de que otro de sus colegas disparara dos veces e hiriera mortalmente al agresor.

Según las autoridades, un hombre de 29 años que pasaba por allí resultó mortalmente herido. Otras dos personas fueron heridas de gravedad: un hombre de 34 años, que fue trasladado «urgentemente» a un hospital del oeste de la ciudad, y una mujer de 54 años. Una mujer de 26 años y un hombre de 31 resultaron heridos de levedad. Los cuatro, entre ellos un ciudadano luxemburgués, están fuera de peligro. «En los cinco minutos» que siguieron a la llamada de la policía, los agentes llegaron al lugar y «menos de nueve minutos» después el autor del ataque había sido abatido, contó Edouard Philippe. «Esta rapidez de reacción evitó un balance más alto», consideró el jefe de gobierno.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, felicitó a las fuerzas policiales por su «sangre fría y su reacción» por «neutralizar» al atacante. «Mis primeros pensamientos están con las víctimas de este acto atroz», apostilló. En la misma línea se ha pronunciado el presidente francés, Emmanuel Macron, que aseguró en su cuenta personal de Twitter que Francia «no cederá ni un milímetro en lo que respecta a los enemigos de la libertad». La agresión se produce en un momento en el que Francia vive bajo amenaza terrorista. El último ataque mortífero, ocurrido el 23 de marzo en Carcasona, en el sur del país, llevó a 245 el número de víctimas mortales en atentados perpetrados en suelo francés desde 2015.

El Fiscal general francés, Fraçois Molins, ha declarado que la unidad antiterrorismo de la Policía francesa lanzará una investigación de manera inmediata para analizar lo ocurrido y determinar el 'modus operandi' del agresor. El grupo terrorista Daesh ya ha reivindicado la autoría del ataque a través de su agencia de noticias Amaq, pero no hay ningún tipo de pruebas que demuestren su implicación en lo sucedido.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos