El referéndum sobre la legalización del aborto en Irlanda será el 25 de mayo

Fotografía desde el espacio de la isla de Irlanda. /AFP
Fotografía desde el espacio de la isla de Irlanda. / AFP

La violación, el incesto o la malformación del feto no son razones legales para abortar en el país católico

COLPISA / AFP

El gobierno irlandés anunció este miércoles la organización de un referéndum el 25 de mayo sobre la liberalización del aborto, actualmente prohibido por la octava enmienda de la constitución irlandesa salvo en caso de riesgo mortal para la madre.

«Acabo de firmar el decreto para la organización de un referéndum sobre la derogación de la octava enmienda a la constitución, para que el parlamento pueda legislar sobre la cuestión. El referéndum tendrá lugar el 25 de mayo» anunció Eoghan Murphy, ministro irlandés de la Vivienda, en Twitter.

La organización del referéndum fue aprobada por las dos cámaras del parlamento irlandés, que para ello votaron una ley. El Senado irlanés adoptó el miércoles el texto de ley por 40 veces contra 10. Eoghan Murphy precisó que los colegios electorales estarán abiertos de 07:00 a las 22:00 el 25 de mayo, e invitó a los irlandeses a inscribirse en las listas electorales. El plazo es hasta el 8 de mayo.

La organización de un referéndum era una promesa del primer ministro Leo Varadkar, que llegó al poder en junio, y que consideraba la ley «demasiado restrictiva».

El aborto siempre fue ilegal en Irlanda, pero su prohibición solo fue insertada en la Constitución en 1983, tras haber obtenido el 67% de los sufragios en un referéndum. La octava enmienda garantiza «el derecho a la vida» del embrión, sin menoscabo del «derecho a la vida por igual de la madre».

La excepción a esa prohibición -cuando hay riesgo para la vida de la madre- fue añadida en 2013. Pero la violación, el incesto o la malformación del feto no son razones legales para abortar, y una intervención de ese tipo constituye un crimen que puede ser castigado con hasta 14 años de cárcel. Miles de irlandesas viajan cada año al extranjero, principalmente al Reino Unido, para abortar legalmente.

La consulta tendrá lugar pocas semanas antes de la visita del papa Francisco en Irlanda con motivo del Encuentro Mundial de las Familias, el 25 y 26 de agosto de 2018 en Dublín.

La sociedad irlandesa, fuertemente católica, está evolucionando rápidamente. En 2015 fue aprobado el casamiento homosexual, y el propio primer ministro Varadkar, líder del partido de centroderecha Fine Gael, es abiertamente gay. Líderes de la Iglesia de Irlanda, de confesión anglicana, pidieron a los votantes «pensar la cuestión cuidadosamente».

Para este año y el que viene el gobierno también ha anunciado la celebración de otros referendos, como la prohibición de la blasfemia, o sobre el controvertido artículo 41.2.1, que estipula que el lugar de la mujer es el hogar.

Contenido Patrocinado

Fotos