Dos muertos y cuatro heridos en un tiroteo en una discoteca en Alemania

Aparcamiento de la discoteca Grey, lugar del incidente. / EFE

Uno de los fallecidos es el agresor, un kurdo iraquí de 34 años, yerno del dueño del local, que abrió fuego tras una disputa

AGENCIASBerlín

El origen del tiroteo registrado la madrugada pasada en una discoteca de Alemania, con dos muertos y cuatro heridos, fue una discusión entre el agresor y el personal del local, según ha informado la Fiscalía de Constanza, donde tuvo lugar el ataque.

Fuentes de la fiscalía y del ministerio de Interior del Land de Baden-Württemberg descartaron un trasfondo terrorista y dieron por hecho que el detonante fue una cuestión privada del atacante, un kurdo iraquí de 34 años, yerno del propietario del local.

El presunto agresor había abandonado el local visiblemente alterado tras la disputa, se fue a su casa a por un arma y de regresó mató a disparos a un guardia de vigilancia.

El otro muerto fue el propio atacante, quien tras disparar indiscriminadamente dentro de la discoteca trató de huir, pero fue interceptado a escasa distancia por la Policía, que disparó provocándole heridas graves, a consecuencia de las cuales murió poco después en un hospital.

Antecedentes por delitos comunes

El secretario de Estado de Interior del Land, Martin Jäger, hizo hincapié en que no se trata de un peticionario de asilo o refugiado, sino de un kurdo iraquí establecido desde hace unos 15 años en la región de Constanza, la ciudad donde está la discoteca.

Tres visitantes del local sufrieron heridas graves, pero están fuera de peligro, lo mismo que uno de los agentes con los que se enfrentó el atacante.

El tiroteo se produjo momentos después de que agresor, quien tenía antecedentes por distintos delitos comunes relacionados con las drogas, irrumpiera en la discoteca "Grey Club" poco antes de las 02.30 GMT, tras haber ido a su casa a por una pistola automática.

El local se encuentra en una zona industrial de Constanza, donde hay otras discotecas, y en ese momento estaban en su interior varios centenares de personas.

Se produjeron escenas de pánico, algunos de los clientes de la discoteca huyeron y se escondieron en las inmediaciones, mientras otros buscaron cobijo en distintos espacios del local.

Fotos