El Gobierno portugués niega que un avión se haya estrellado en la extinción del incendio

Fuego en Coimbra, Portugal. / Afp

Ya se ha controlado el 70% del fuego en su avance hacia Leiria y Coimbra, obligando a evacuar varias aldeas; el último balance, de 64 muertos y 62 heridos

EFELisboa

El comandante de Protección Civil de Portugal, Vítor Vaz Pinto, ha desmentido hoy las informaciones sobre la caída de uno de los aviones que combaten en el fuego en Portugal, aunque admitió que recibieron esa noticia y enviaron efectivos a la zona del supuesto accidente.

"No tengo conocimiento de la caída de ningún avión" que haya sido contratado o que estuviese al servicio de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), dijo Vaz Pinto en rueda de prensa.

No obstante, admitió que se enviaron equipos de búsqueda a la zona, en las proximidades de Ouzenda, en el término municipal de Pedrógão Grande, donde -dijo- había una caravana abandonada con botellas de gas en su interior que pudo haber explotado y crear "confusión".

También se recordó que el incendio declarado el pasado sábado se mantiene activo en los distritos de Leiria y Coimbra, y que avanza hacia el municipio de Góis, donde vecinos de varias aldeas fueron evacuados por las autoridades.

Góis, situado a 40 kilómetros al norte de Pedrógão Grande, es ahora "la zona más peligrosa" dentro del área afectada por el incendio, según dijó Protección Civil. Además, el avance de las llamas obligó a evacuar la aldea de Cadafaz, en Góis, donde residen casi dos centenares de personas; en tanto, otras poblaciones han sido desalojadas durante la noche "por precaución", sobre todo, ancianos.

Según datos de Protección Civil, unos 712 efectivos terrestres se encuentran en el lugar, entre ellos un grupo de bomberos españoles enviados a la zona para ayudar en las tareas de extinción. Las condiciones meteorológicas no son favorables por el viento y las altas temperaturas, que en algunos lugares alcanzan los 43 grados centígrados.

64 muertos y 153 heridos

Según el último balance oficial de víctimas, aún provisional, el fuego ha provocado 64 muertos y 153 heridos, aunque esta cifra incluye los afectados en varios incendios de la zona, no solo el declarado el 17 de junio en Pedrógão Grande, el más mortífero de los últimos años en el país.

La ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa, ya comentaba este mismo martes en una entrevista que, pese a los avances registrados durante la noche "no hay que bajar la guardia".

"Todo esto es muy volátil, ya que el incendio puede estar dominado y, de repente, los vientos cambian", añadió la ministra que se encuentra en el lugar de la tragedia desde el sábado.

Fotos