Leonoticias

La Policía belga detuvo al 'hombre del sombrero' por la traición de un amigo

Mohamed Abrini.
Mohamed Abrini. / AFP
  • Mohamed Abrini, con doble nacionalidad belga y marroquí, fue coautor de los atentados terroristas de Bruselas en marzo de 2016 y en los que hubo 34 muertos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La traición de un amigo causó la detención del presunto yihadista belgomarroquí Mohamed Abrini, el 'hombre del sombrero', como aparecía en las imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto de Bruselas el 22 de marzo de 2016, día de los atentados terroristas en los que murieron 34 personas.

Según informa este lunes el diario belga Dernière Heure, Abrini contactó con su amigo el 7 de abril de 2015, es decir, 16 días después de los atentados contra el aeropuerto y la red de metro de Bruselas, de los que se responsabilizó el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El informante, ahora bajo protección policial, acudió al día siguiente a la cita con Abrini, a quien entregó 400 euros tras lo que se marchó. Minutos después la policía le arrestaba.

Abrini, a quien también se imputa su implicación en los atentados de París de noviembre de 2015, en los que murieron 130 personas, no se inmoló en el aeropuerto de Zaventem de la capital belga, aunque acompañó a los otros dos yihadistas que sí se suicidaron en el ataque.

Tras el atentado regresó al centro de Bruselas a pie, en un recorrido que captaron parcialmente las cámaras de seguridad, y se convirtió en el hombre más buscado de Europa hasta que fue apresado el 8 de abril de 2016 en el barrio bruselense de Anderlecht. Desde entonces, está detenido en Bélgica a la espera de ser juzgado tanto por los atentados de Bruselas como por los de París.