Leonoticias

Al menos cuatro muertos en una mina de Polonia tras un terremoto de magnitud 4,5

Vista del edificio de la mina de Rudna.
Vista del edificio de la mina de Rudna. / Efe
  • Varios túneles de la mina están bloqueados por rocas, lo que ha impedido el acceso a los servicios de rescate y ha provocado que varios mineros se queden atrapados

  • La mina de Rudna es la explotación minera de cobre más grande de Europa y cuenta con once galerías que alcanzan hasta los 1.244 metros de profundidad

Al menos cuatro mineros han perdido la vida y cinco han quedado sepultados bajo tierra en la mina de Rudna después de que se registrara un terremoto de magnitud 4,5 en la escala de Ricther en la localidad de Polkowice, en la provincia de Baja Silesia, ubicado en el oeste de Polonia.

De acuerdo la compañía polaca KGHM, que gestiona la mina de Rudna, el seísmo ha tenido lugar en torno a las 20.00 horas del martes a una profundidad de unos dos kilómetros y ha causado graves daños en la estructura de la explotación minera. Varias secciones de los distintos túneles de la mina se encuentran bloqueados por rocas, lo que ha impedido el acceso a los servicios de rescate y ha provocado que varios mineros se queden atrapados.

"Desafortunadamente en este momento hemos registrado cuatro fallecidos, y todavía hay cinco personas atrapadas que estamos intentando rescatar", ha dicho el director de la mina, Pawel Markowski, en una rueda de prensa este miércoles.

El director de la mina ha añadido que tres de los desaparecidos podrían encontrarse en el interior de una cámara de máquinas que se ha colapsado como consecuencia del temblor. La mina de Rudna es la explotación minera de cobre más grande de Europa y cuenta con 11 galerías que alcanzan hasta los 1.244 metros de profundidad.

El director ejecutivo de KGHM, Radoslaw Domagalski-Labezki, ha dicho que las familias de dos de los tres fallecidos ya han sido informadas de lo ocurrido. Uno de los mineros murió al poco tiempo de ser rescatado debido a la gravedad de sus lesiones. "Estamos todos muy consternados por la escala de esta tragedia", ha asegurado el directivo.

Nueve de los mineros que se encontraban en el interior de la mina cuando ha tenido lugar el derrumbe han sufrido lesiones graves en la espina dorsal y en la cabeza. "Las operaciones de rescate continúan sin ninguna pausa", ha señalado Domagalski-Labezki. "Todos tenemos la esperanza de que a partir de ahora las noticias que lleguen sean positivas. Esto no cambia el hecho de que el rescate se está realizando en condiciones especialmente difíciles", ha añadido.