Leonoticias

Bélgica congela las cuentas bancarias del presunto cerebro de los ataques de París y Bruselas

Un lugar de París tras los atentados de noviembre de 2015
Un lugar de París tras los atentados de noviembre de 2015 / AFP
  • Mediante un real decreto bloquean los fondos de Osama Ahmad Atar, que supuestamente reclutó a los iraquíes que detonaron sus cinturones explosivos junto al Estadio de Francia en noviembre de 2015

El Gobierno de Bélgica ha congelado las cuentas y bienes del presunto cerebro de los ataques terroristas de París y Bruselas, Osama Ahmad Atar, y de otros catorce sospechosos de proveer fondos para los ataques del 22 de marzo en la capital belga.

Un real decreto publicado ayer miércoles en el boletín oficial del país ordena congelar todos los bienes financieros e inmuebles, así como otras propiedades de los individuos, informaron hoy los diarios "Sudpresse" y "De Tijd".

Según publicó "Le Monde" esta semana, Osama Ahmad Atar, alias "Abu Ahmad", de 32 años, habría sido identificado por los servicios antiterroristas belgas como el supuesto coordinador de los atentados de hace un año en París y de marzo en Bruselas.

Desde su refugio en Siria reclutó a los dos iraquíes que detonaron sus cinturones de explosivos junto al Estadio de Francia el 13 de noviembre de 2015.

Atar es primo de los hermanos Khalid e Ibrahim El Bakraoui, los terroristas que se inmolaron el 22 de marzo en el aeropuerto bruselense y la estación de metro de Maelbeek.

Según "Sudpresse", la policía ha realizado varios registros en el entorno de Atar durante los últimos meses.

Otros afectados por el bloqueo de cuentas son Yassine Lachiri, allegado del presunto cabecilla de los ataques en París, Abdelhamid Abaud, y Anuar Haduchi, cuya cuenta bancaria habría aportado 3.800 euros a Mohamed Abrini, supuesto miembro del comando terrorista que atentó en el aeropuerto de Bruselas.

También se han congelado los activos de Bilal Buit, que tendría vínculos con Najim Laachraoui, uno de los terroristas suicidas del ataque en el aeródromo de la capital belga.

La posibilidad de congelar los bienes de un individuo sin autorización judicial existe en Bélgica desde 2006, pero es la primera vez que el Gobierno la utiliza.

El 13 de noviembre de 2015 murieron 130 personas en varios atentados en la capital francesa, mientras que en dos ataques en el aeropuerto y el metro de Bruselas fallecieron 32 individuos el pasado 22 de marzo.