Trump dice que la advertencia a Corea del Norte «quizás no ha sido suficiente dura»

Trump habla durante una conferencia. / Nicholas Kamm (Afp)

El presidente de Estados Unidos insiste en no rebajar el tono de sus declaraciones

COLPISA / AFP

El presidente estadounidense Donald Trump, defendió el jueves enfáticamente su promesa de "fuego e ira" contra Corea del Norte por su carrera armamentística, afirmando que "quizá no fue lo suficientemente dura". "Ya es hora de que alguien defienda a la gente de ese país y a la gente de otros países. Así que (...) quizá esa declaración no fue lo suficientemente dura", dijo el mandatario desde su campo de golf en Nueva Jersey, donde pasa sus vacaciones.

Más información

En una breve aparición junto al vicepresidente Mike Pence, Trump subrayó además que China puede "hacer mucho más" para frenar las ambiciones nucleares de Pyongyang. "Creo que China puede hacer mucho más" sobre este tema, dijo sobre el principal aliado económico de Corea del Norte, que el sábado pasado votó las nuevas sanciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra Pyongyang por su programa de misiles nucleares.

Trump dijo que Corea del Norte "debería estar muy, muy nerviosa. Porque le pasarán cosas que nunca pensó posibles". "Corea del Norte mejor que se espabile o va a estar en problemas como pocas naciones han estado en problemas en este mundo, ¿ok?", concluyó.

Pyongyang se burló más temprano este jueves de la "falta de cordura" del presidente norteamericano, en una nueva escalada verbal con Estados Unidos, cuyas bases militares en la isla de Guam en el Pacífico amenaza con atacar.

Ironía con Rusia

EP.-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado las gracias a su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, por expulsar a más de 700 trabajadores de la Embajada en Moscú: "Nos ahorraremos mucho dinero".

El Kremlin ordenó la salida de dos terceras partes del cuerpo diplomático norteamericano después de que el Congreso de Estados Unidos adoptase nuevas sanciones contra Rusia en julio. Para Trump, lejos de suponer un problema, supone incluso un alivio.

"Quiero darle las gracias porque estábamos intentando reducir los gastos", ha dicho Trump, en el marco de un encuentro con miembros de su equipo en Bedminster (Nueva Jersey). "No hay razón real para que vuelvan (...). Nos ahorraremos mucho dinero", ha añadido el presidente estadounidense.

Contenido Patrocinado

Fotos