«Dura» conversación entre diplomáticos de EE UU y Rusia tras el G-20

Vladimir Putin y Donald Trump. / Reuters

Trump y Putin mantuvieron una segunda charla, aunque de índole privada, durante la reciente cumbre en Hamburgo

COLPISA / AFPMadrid

La Casa Blanca ha admitido este miércoles que el presidente estadounidense, Donald Trump, mantuvo una conversación privada con su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante la celebración de la reciente cumbre del G-20 en Hamburgo (Alemania).

Además, varios representantes gubernamentales de Washington y Moscú sostuvieron otra charla "dura" sobre las tensiones bilaterales, incluyendo el acceso de Rusia a instalaciones diplomáticas propias en EE UU, según ha informado el Departamento de Estado yanqui.

Esta conversación ocupó un lugar destacado en la agenda de Thomas Shannon, el número tres del Departamento de Estado, y de Sergei Ryabkov, vice ministro ruso de Relaciones Exteriores. Por su parte, el Kremlin ha exigido a Washington que restablezca el acceso a dos instalaciones diplomáticas en los estados de Nueva York y Maryland, que el gobierno de Obama restringió en diciembre tras las sospechas iniciales de la intromisión rusa en la campaña electoral estadounidense de 2016.

"La conversación fue dura, franca y deliberada, reflejando el compromiso de ambas partes con una resolución", ha asegurado el Departamento de Estado. "EE UU y Rusia buscan una solución a largo plazo que se ocupe de las áreas de preocupación bilateral que han tensado la relación", se ha añadido en un comunicado de prensa.

Después de la reunión, ante las preguntas de periodistas sobre si el problema de las instalaciones diplomáticas se había resuelto, Ryabkov ha respondido con un reflexivo y breve "Casi, casi...". El tema de los sitios diplomáticos ya había sido planteado "sin ambigüedades" por el propio Putin, cuando se reunió con Trump al margen de la cumbre del G-20.

Otra charla de Trump con Putin

Pero es que durante esa cumbre en Alemania, ambos presidentes mantuvieron una charla adicional y que no ha sido revelada hasta este miércoles. "Hubo una cena social para parejas en el G-20. Y hacia el final, el presidente habló con Putin en la cena", ha dicho bajo anonimato un funcionario de la Casa Blanca.

Trump ha reaccionado en Twitter. "La historia de ‘Fake News’ sobre la cena secreta con Putin es «enfermiza». Todos los líderes del G-20 y sus cónyuges fueron invitados por la canciller de Alemania. ¡La prensa lo sabía!", ha escrito antes de agregar un polémico segundo tuit.

"¡Las ‘Fake News’ se estn volviendo cada vez más deshonestas! ¡Incluso hacen que una cena organizada para los 20 mayores líderes en Alemania parezca siniestra !", ha tuiteado Trump, cuyo gobierno se ha visto sitiado por acusaciones de que los asesores más cercanos a la presidencia confabularon con Rusia para ganar las elecciones de 2016.

Otro funcionario del Gobierno estadounidense ha negado que se tratara de un "segundo encuentro" y lo ha descrito como una "breve conversación al final de una cena". "La insinuación de que la Casa Blanca ha tratado de esconderlo es falsa, maliciosa y absurda", ha apuntado este funcionario, indicando que Trump se sentó durante la velada entre la esposa del primer ministro de Japón y la esposa del presidente argentino Mauricio Macri mientras que Melania Trump se sentaba junto a Putin.

"Durante el curso de la cena, los líderes circularon por el salón y hablaron libremente unos con otros. El presidente Trump habló con muchos líderes durante la velada. Cuando la cena estaba concluyendo, el presidente Trump se arrimó a su esposa, momento en que habló brevemente con Putin", ha reiterado finalmente.

Jon Huntsman, nuevo embajador

Trump designó como embajador en Rusia al diplomático de 57 años Jon Huntsman, exgobernador de Utah y previamente embajador en Singapur y en China. Si es confirmado por el Senado, Huntsman tendrá un puesto de alto perfil mientras un fiscal especial investiga la presunta injerencia rusa en la campaña electoral.

Siendo aún candidato a ocupar la Casa Blanca, Trump criticó a Huntsman por su gestión diplomática en China, entre 2009 y 2011, bajo mandato del gobierno de Barack Obama. Y más tarde Huntsman se lanzó hacia la carrera electoral republicana por la nominación presidencial de 2012.

El exgobernador de Utah también integra los consejos de administración de empresas como Caterpillar, Chevron, Ford Motor Company y Hilton. Inicialmente apoyó la carrera presidencial de Trump, pero luego éste le sugirió que diera un paso a un lado tras revelarse una grabación de 2005 en la que el entonces candidato usaba lenguaje vulgar hacia las mujeres.

Fotos