Al menos 35 civiles muertos por los bombardeos del régimen sirio contra Guta

Efectivos sanitarios atienden a un niño herido tras los ataques./EFE
Efectivos sanitarios atienden a un niño herido tras los ataques. / EFE

Según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos los bombardeos del régimen y el lanzamiento de misiles «han causado una masacre» en la ciudad de Duma y en sus alrededores

EFEEl Cairo

Al menos 35 civiles, entre ellos doce niños, perdieron la vida este domingo en ataques del régimen sirio y sus aliados contra Guta Oriental, el principal feudo rebelde a las afueras de Damasco.

Según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos los bombardeos del régimen y el lanzamiento de misiles "han causado una masacre" en la ciudad de Duma y en sus alrededores.

Las denuncias de la ONG se producen horas después de que el presidente sirio, Bachar al Asad, aseguró que la operación "contra los terroristas" en la región de Guta Oriental "continuará" en paralelo a la apertura de corredores seguros para los civiles atrapados.

El Observatorio precisó que aviones de guerra lanzaron 12 ataques contra distintas zonas de las localidad de Duma y Hamuriya, mientras helicópteros del régimen lanzaban barriles cargados de explosivos, una arma sin precisión y utilizada habitualmente por las fuerzas gubernamentales a pesar de las denuncias internacionales contra su empleo.

Los rebeldes dejarán salir a los civiles

Las Fuerzas Armadas de Rusia han asegurado este lunes que los grupos rebeldes sirio se han comprometido a dejar salir a los civiles que están en el enclave de Ghuta Oriental, en la periferia de Damasco, a cambio de la llegada de ayuda humanitaria, según ha informado la agencia de noticias rusa Interfax.

Rusia ordenó la semana pasada un alto el fuego en este enclavec dominado por grupos sublevados pero las Fuerzas Armadas rusas acusaron a los rebeldes de haber impedido la salida de los civiles que querían abandonar Ghuta Oriental.

Ghuta Oriental es uno de los últimos enclaves controlados por las fuerzas rebeldes y en las últimas semanas ha sufrido intensos bombardeos por parte de las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad.

Ataques contra la población

Asimismo, las tropas leales a Al Asad han lanzado obuses contra la población Yiserein. Según la ONG, 27 de las víctimas mortales fueron sacadas de los escombros de edificios destruidos por los "intensos ataques" en la ciudad de Duma.

Asimismo, otro hombre y una menor murieron por la caída de un misil en Yiserein y otros tres civiles fallecieron en bombardeos en la localidad de Masraba, otro civil en Beit Sawa, una mujer en las granjas de Al Asahari y un último ciudadano pereció hoy por las heridas sufridas en un ataque de hace tres días, según el recuento del Observatorio.

En un comunicado, la ONG elevó a 695 el número de ciudadanos que han perdido la vida, 166 de ellos niños y niñas y 98 mujeres, desde el aumento de los ataques de las fuerzas leales de Damasco al bastión rebelde de Guta Oriental, el pasado 18 de febrero.

En declaraciones a los medios, Al Asad afirmó que "la mayoría de los ciudadanos de Guta Oriental quieren salir de las zonas de los terroristas" para ser recogidos "por los brazos del Estado".

Añadió que esta operación "contra los terroristas continuará en paralelo a la apertura de corredores seguros", en una región asediada desde hace años por Damasco y donde, según la ONU, están atrapadas unas 400.000 personas que viven una crisis humanitaria.

Estas declaraciones las realizó después de reunirse con el Hicham Gabri Ansari, el asesor del ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Pausa humanitaria

Esta semana entró en vigor una pausa humanitaria que rige entre las 09.00 y las 14.00 horas de cada día, propuesta por Rusia con el fin de permitir la entrega de asistencia humanitaria y la evacuación médica

El mandatario reconoció por primera vez que hay en marcha una ofensiva terrestre en el enclave rebelde, en el que las tropas sirias luchan principalmente contra las facciones islamistas de la Legión de la Misericordia y el Ejército del Islam.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, las unidades leales a Al Asad controlan ya más del 25 % de la región de Guta.

Contenido Patrocinado

Fotos