Leonoticias

El Dáesh reivindica la autoría del doble atentado en Irán, que deja trece muertos

Imagen del Parlamento iraní. / Afp

  • Hubo dos ataques en Teherán perpetrados por dos yihadistas suicidas, uno en el Parlamento y otro en el mausoleo del imán Jomeiní

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Al menos trece personas han muerto este miércoles en dos ataques perpetrados por hombres armados y suicidas, uno en el Parlamento iraní y otro en el mausoleo del imán Ruholá Jomeiní, ambos en Teherán, reivindicados por el grupo terrorista Daesh. Además, 39 personas han resultado heridas.

Ambos ataques fueron cometidos por "combatientes" del autodenominado Estado Islámico, indicó el grupo yihadista a través de su agencia Amaq citando "una fuente de seguridad" de esa organización.

El primer ataque se produjo a las 10.30 hora local (06.30 GMT) cuando cuatro hombres armados irrumpieron en el Parlamento, donde ocho personas, entre ellas un guarda de seguridad murieron y varias fueron tomadas como rehenes, según fuentes parlamentarias citadas por las agencias semioficiales ILNA y Tasnim.

Dos horas después de la toma de dicha sede, en pleno centro de Teherán, uno de los atacantes hizo estallar los explosivos que llevaba, según la televisión estatal iraní. Las puertas del Parlamento han sido cerradas y no se permite la salida ni a los diputados ni a los periodistas allí congregados, lo que ha aumentado la confusión en torno a lo acontecido.

La parlamentaria Tayebé Siavoshí, contactada por Efe, declaró que la situación es muy confusa y delicada, negando informaciones preliminares de que todo estaba bajo control. Según la agencia semioficial ISNA, uno de los atacantes a la sede parlamentaria fue detenido.

Poco después, se produjo otro ataque en el emblemático mausoleo del iman Ruholá Jomeiní, fundador de la República Islámica de Irán en 1979, en el que uno de los empleados del lugar falleció y cuatro peregrinos resultaron heridos, según la agencia Tasnim. Dos de los agresores, uno de ellos una mujer, fueron detenidos por las fuerzas de seguridad, mientras que otros dos se inmolaron durante el ataque.

Previamente a estos supuesto atentados, una célula terrorista fue desarticulada en el país y sus miembros detenidos, según fuentes oficiales. Este es el primer ataque de este tipo que se produce en Irán, cuyas autoridades han reforzado las medidas de seguridad en torno a los edificios oficiales como la sede de la Presidencia. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha informado de que por el momento no hay constancia de españoles afectados por los ataques.

Crisis regional

Estos sucesos tiene lugar en plena crisis entre los países del Golfo por la decisión de Arabia Saudí y sus aliados de romper relaciones con Qatar, a quien acusan de apoyar a grupos terroristas y favorecer la agenda política de Irán, potencia rival del reino suní.

La nación persa está implicada en los principales conflictos regionales. En la guerra civil de Siria lucha junto al Gobierno de Bashar al Assad, mientras que en Yemen favorece a los huthis, que desafían la autoridad del Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, respaldado por Arabia Saudí.

Temas