Leonoticias

Fuerzas iraquíes se acercan a la antigua ciudad de Nimrud, cerca de Mosul

Soldado iraquí corre hacia su posición de tiro
Soldado iraquí corre hacia su posición de tiro / Goran Tomasevic (Reuters)
  • El Estado Islámico dinamitó buena parte de los restos arqueológicos asirios, de miles de años de antiguedad, de este enclave a unos 30 kilómetros al sur de la capital de la provincia de Nínive

Las fuerzas iraquíes avanzaban este jueves hacia la ciudad antigua de Nimrud en su camino hacia Mosul, mientras una tormenta de arena frenaba la ofensiva lanzada contra Raqa, el feudo de los yihadistas en Siria. Las ruinas arqueológicas de Nimrud (Kalkhu para los asirios y Calaj en la Biblia) son una de las joyas del imperio asirio, fundado en el Siglo XIII antes de Cristo a orillas del río Tigris. El grupo Estado Islámico (EI) dinamitó multitud de sus restos en 2015.

El ejército iraquí ha anunciado que unidades de la 9ª división blindada y las milicias tribales de Hashd al Achaeri habían tomado el jueves la localidades de Abbas Rajab, controlada por el EI y situada a muy poca distancia de estas ruinas. No precisaron, sin embargo, si las fuerzas de seguridad tienen la intención de llegar hasta Nimrud, a unos 30 km del sudeste de Mosul, la segunda ciudad de Irak y principal bastión del EI, objetivo de la gran ofensiva lanzada por las fuerzas iraquíes y kurdas el 17 de octubre pasado.

Según videos divulgados durante la pasada primavera, el grupo Estado Islámico ha destruido con excavadoras y explosivos algunos de los monumentos más notables de esta antigua capital asiria, entre ellos el templo de Nabu, de 2.800 años de antigüedad y dedicado a este dios mesopotamico de la sabiduría y la escritura.

El grupo yihadista ha destruido, total o parcialmente, varios sitios arquelógicos tanto en Irak como en Siria. Por sus creencias condena la idolatría, razón por la cual destruye las estatuas que representan seres humanos o animales. También se ha dedicado al tráfico de piezas arqueológicas para financiar sus operaciones militares.

Por otra parte, la ofensiva para reconquistar Mosul ha dejado de avanzar porque las fuerzas iraquíes afrontan una feroz resistencia de los yihadistas, especialmente en los barrios orientales de la ciudad, poblados mayoritariamente por musulmanes sunitas.

Amnistía Internacional exhortó a Bagdad a investigar sobre "alegaciones" según las cuales "combatientes en uniforme de la policía federal iraquí torturaron y ejecutaron extrajudicialmente" a seis personas "que tomaron como prisioneros".

Ofensiva para capturar Raqa

A unos 400 km al oeste, del otro lado de la frontera irako-siria, la ofensiva de las fuerzas kurdo-árabes apoyadas por Washington para reconquistar Raqa se ha visto detenidas por una gran tormenta de arena. "La situación es peligrosa porque no hay ninguna visibilidad en esta región desértica", explicó un responsable que pidió el anonimato en Aïn Issa, 50 km al norte de Raqa. "Tememos que el Daesh (acrónimo árabe del EI) aproveche para infiltrarse y lanzar un contraataque", agregó el militar.

La tormenta perjudica la visibilidad y básicamente impide las operaciones de la aviación de la coalición internaciona,l dirigida por Estados Unidos, que apoya "Cólera del Eufrates", nombre de la ofensiva contra Raqa.

Desde el inicio de esta segunda ofensiva, en este caso dirigida a retomar el principal bastión del Estado Islámico en Siria, las fuerzas implicadas ya han recorrido en torno a una tercera parte de la distancia total que los separa Raqa. " Nuestra estrategia apunta a rodear al enemigo antes de proceder a operaciones de rastreo", dijo Jihan Cheikh Ahmad, la portavoz de "Cólera del Eufrates".

De momento, las fuerzas kurdo-árabes que combaten en este frente se han apoderado de 15 localidades, indicó la portavoz "Hoy (por este jueves) hay combates en la localidad de Al Hisha", agregó. Esta localidad se encuentra a apenas 40 kilómetros del límite de la ciudad de Raqa. Estos combates han obligado a más de 5.000 personas a huir de sus viviendas para hallar refugio en las zonas reconquistadas al EI.