Leonoticias

El secretario de Defensa de EE UU llega a Irak por sorpresa para evaluar la ofensiva en Mosul

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter.
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter. / Afp
  • Planteará al primer ministro iraquí "escenarios" una vez termine la ofensiva, que dará comienzo a esfuerzos de estabilización y nuevo gobierno

  • Las fuerzas de seguridad iraquíes han conseguido repeler el ataque multitudinario lanzado ayer por Daesh en la ciudad de Kirkuk

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, ha llegado este sábado a Bagdad, la capital de Irak, en una visita no anunciada para evaluar el desarrollo de la ofensiva que comenzó el pasado lunes en Mosul, el bastión de Daesh en el país.

Fuentes de Defensa han confirmado que Carter se reunirá con el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, de quien recibirá una valoración sobre el estado de las operaciones. "Se trata del comienzo de la campaña pero ahora mismo tenemos buenas sensaciones, dada la compleja naturaleza de la operación", según estas fuentes en referencia a la gran cantidad de grupos que colaboran en la ofensiva contra los yihadistas.

En la reunión con Al Abadi, Carter planteará "escenarios" una vez termine la ofensiva, que dará comienzo a esfuerzos de estabilización y nuevo gobierno. "El éxito en Mosul no depende solo de la parte militar. En realidad, vendrá realmente dado por lo que suceda después", añadieron las fuentes de Defensa.

Toque de queda

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad iraquíes han conseguido repeler el ataque multitudinario lanzado ayer por Daesh en la ciudad de Kirkuk, según ha informado la televisión oficial iraquí. El ataque provocó la declaración inmediata del toque de queda en toda la ciudad a lo largo del día de ayer, cuando los yihadistas intentaron tomar por la fuerza la sede de la Policía y otros edificios institucionales.

Por el momento, el balance de muertos es de 18, la mayoría miembros de las fuerzas de seguridad y de una central eléctrica que los yihadistas invadieron durante los primeros momentos del ataque. El grupo terrorista ha reivindicado a través de su agencia Amaq el asalto pero no lo ha vinculado expresamente con los acontecimientos en su principal bastión en Irak. En el ataque también han muerto al menos ocho milicianos, bien inmolados o en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, según las citadas fuentes.