Leonoticias

El Ejército sirio comienza a replegarse para facilitar la entrega de ayuda en Alepo

Soldados leales a El-Asad en los alrededores de Alepo.
Soldados leales a El-Asad en los alrededores de Alepo. / George Ourfalian (Reuters)
  • Rusia reprocha a Estados Unidos que incumple su compromiso de separar a la oposición siria moderada del antiguo Frente al Nusra

  • Esta madrugada estallaron combates entre las fuerzas gubernamentales y facciones islámicas en los alrededores de los pueblos de Hush Nasri, Al Rihani, Hush al Fara y Nashabie, en la región de Guta Oriental

El Ejército sirio ha iniciado un repliegue de la carretera de Castelo, por donde debe entrar la ayuda de la ONU para los barrios asediados de la ciudad de Alepo, en el norte del país árabe, según ha dicho el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman.

"Los soldados han comenzado a retirarse, pero aún no sabemos si esto va a traducirse en algo al final", ha indicado el responsable de la ONG. "Los rebeldes todavía se mantienen en sus posiciones en los extremos de la carretera", ha agregado.

La retirada del Ejército sirio, que tras esta medida debería ceder el control del camino de Castelo a las tropas rusas, no ha sido confirmada aún por las autoridades de Damasco, pero sí por las Fuerzas Armadas rusas.

"A partir de las 11.00 (hora local) empezó el repliegue de carros blindados a posiciones provisionales. El repliegue es supervisado por drones y representantes de medios informativos", ha dicho el coronel Serguéi Kapitsin, comandante del grupo operativo ruso en Alepo durante una videoconferencia con Moscú.

Hasta ahora, los efectivos gubernamentales sirios ocupaban la parte central de la vía de Castelo, y los grupos insurgentes estaban posicionados al comienzo y al final.

La entrada de la ayuda humanitaria a los distritos sitiados del este de Alepo a través de Castelo es uno de los puntos del acuerdo de tregua, alcanzado por EE UU y Rusia, y que entró en vigor en el territorio sirio el pasado día 12.

El control de la carretera de Castelo fue tomado por el régimen el pasado 17 de julio, lo que supuso el cerco total a los barrios orientales de Alepo, en manos de los opositores.

El 6 de agosto, los insurgentes lograron romper el asedio abriendo una vía alternativa de suministros por el suroeste a través del camino de Al Ramusa, aunque dieciocho días después fue retomado por el ejército.

Actualmente, un convoy de 40 camiones con ayuda de la ONU espera en la frontera turco-siria a obtener garantías de seguridad de las partes contrincantes para acceder a Alepo.

El lunes pasado comenzó en el territorio sirio el cese de las hostilidades, que ha reducido notablemente los niveles de violencia, pese a algunas violaciones, y que se prolongará hasta el próximo domingo.

Rusia acusa a EE UU de incumplir compromisos

Por su parte, Rusia ha acusado a Estados Unidos de incumplir su compromiso de separar a la oposición siria moderada del antiguo Frente al Nusra, llamado ahora Frente Fatá al Sham tras su ruptura con Al Qaida el pasado julio.

En rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general Igor Konashenkov, ha afirmado que "da la impresión de que 'la cortina verbal' de Washington tiene el objetivo de disimular el incumplimiento de sus compromisos, sobre todo, para separar a las formaciones de la oposición moderada y los terroristas

Moscú ha insistido desde que el lunes entró en vigor la tregua en que la separación de los rebeldes moderados de Fatá al Sham es fundamental para que pueda prosperar el acuerdo, que prevé que de respetarse el alto el fuego durante una semana Rusia y Estados Unidos trabajarán conjuntamente contra Estado Islámico y la antigua filial de Al Qaeda.

Violaciones del alto el fuego

Algunas violaciones del alto el fuego en Siria se han registrado en las últimas horas, aunque continúa reinando una calma relativa en la mayor parte del territorio, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La pasada madrugada estallaron combates entre las fuerzas gubernamentales y facciones islámicas en los alrededores de los pueblos de Hush Nasri, Al Rihani, Hush al Fara y Nashabie, en la región de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco.

Además, las autoridades lanzaron varios proyectiles contra la localidad de Al Shifunia, también en Guta Oriental.

Mientras, en Alepo, la mayor ciudad del norte del país, varios cohetes disparados por facciones islámicas cayeron en las proximidades de los distritos de Alepo Nuevo y de Yamiat al Zahrá, bajo el control del régimen.

En la periferia de la urbe, aviones de guerra no identificados arrojaron tres proyectiles contra la población de Qabtan al Yabal.

El Observatorio agregó que en el centro del país los efectivos gubernamentales lanzaron cohetes contra el pueblo de Kafr Laha, en el norte de la provincia de Homs; mientras que en el sur de Siria, el ejército abrió fuego con armas automáticas contra el pueblo de Al Yaduda y disparó cohetes contra Al Dael, en la región de Deraa.

El pasado día 12 entró en vigor en el territorio sirio el cese de las hostilidades, que ha reducido notablemente los niveles de violencia, pese a algunas violaciones, y que se prolongará hasta el domingo.