Miles de palestinos protestan en Cisjordania y Gaza contra los planes de Trump sobre Jerusalén

Miles de palestinos protestan en Cisjordania y Gaza contra los planes de Trump sobre Jerusalén

Hamás advierte de que «la bola de fuego rodará en todas las direcciones». La UE expresa su «grave» preocupación

AGENCIASMadrid

Miles de palestinos se han echado este miércoles a las calles en distintas ciudades de Cisjordania y la Franja de Gaza para protestar contra los planes del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel y trasladar a esta ciudad la embajada en un futuro.

Según informa la agencia palestina Wafa, ha habido protestas en Ramala, Yenín, Tubas, Hebrón, Nablús, Gaza, Rafá y Jan Yunes. Los manifestantes, entre los que ha habido también dirigentes políticos, han enarbolado banderas y reclamado el reconocimiento de Jerusalén como capital del futuro Estado palestino.

Los manifestantes han gritado "Muerte a América", "Muerte a Israel" y "Abajo Trump", además de quemar banderas estadounidenses israelíes y británicas. "Dejemos que lo haga, veamos qué hacen los gobernantes y reyes árabes. No harán nada porque son unos cobardes", ha comentado a Reuters un palestino de 70 años y residente en un campo de refugiados en Gaza.

Hamás aseguró que el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel "no cambia el estatus religioso, legal y administrativo" de la ciudad.

Salá al Bardawil, un alto cargo de Hamás, ha advertido de que "la bola de fuego rodará en todas las direcciones si Trump declarara Jerusalén como capital de Israel o mueve la embajada allí", según informa el diario israelí 'Yediot Ahronot'. Por su parte, Ismail Radwan, también dirigente de Hamás, ha instado a los palestinos a "celebrar marchas de la ira y a una intifada en Cisjordania en protesta contra la decisión estadounidense". "Todas las opciones están sobre la mesa para gestionar esta decisión", ha advertido.

Jaled al Batsh, dirigente del grupo islamista Yihad Islámica, ha señalado a la agencia Xinhua que la decisión estadounidense "garantiza el fracaso del proceso de paz". En este sentido, ha apelado a los países árabes y musulmanes a romper relaciones con Estados Unidos, retirar su reconocimiento de Israel y abandonar los Acuerdos de Oslo firmados en 1983.

Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abás, ha dicho que Trump viola "todas las resoluciones y acuerdos internacionales" con su decisión de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

"En esta declaración ha elegido violar todas las resoluciones y acuerdos internacionales y bilaterales y contradecir el consenso internacional expresado por posiciones de varios países del mundo", dijo Abás sobre la nueva política de Washington en el conflicto palestino-israelí.

La prensa palestina también ha mostrado su malestar con los planes de Trump. "Trump desafía al mundo", titula 'Al Ayyam', mientras que 'Al Hayat' afirma en letras rojas que "Jerusalén es el símbolo del sufrimiento palestino".

Irán ha condenado fuertemente la decisión de Trump y ha afirmado que esto provocará una "nueva intifada" palestina. "La provocativa e imprudente decisión de Estados Unidos... provoca a los musulmanes y enciende una nueva intifada, así como una escalada de comportamiento radical, iracundo y violento", ha señalado el Ministerio de Relaciones Exteriores iraní en su sitio web.

La Embajada de Estados Unidos en Jordania ha anunciado la suspensión "temporal" de los servicios no esenciales ante la posibilidad de que el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí pueda "generar protestas" también en el país vecino.

La Embajada ha difundido un comunicado en el que reconoce su temor a movilizaciones que "pueden volverse violentas". Por este motivo, ha decidido paralizar los servicios rutinarios y ha ordenado que se extreme la vigilancia, razón por la cual el personal diplomático y sus familiares tendrán "limitados" sus movimientos.

La UE expresa su «grave» preocupación

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha expresado la preocupación "grave" del bloque por la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y trasladar allí su Embajada y por "las consecuencias que esto pueda tener para las perspectivas de paz".

"La posición de la UE permanece inalterada. Las aspiraciones de ambas partes deben respetarse y hay que encontrar una manera de resolver el estatus de Jerusalén como futura capital de ambos Estados mediante negociaciones", ha subrayado la jefa de la diplomacia europea en un comunicado, en el que ha vuelto a defender la solución de dos Estados para la región.

Mogherini ha dejado claro que "la UE y sus Estados miembro seguirán respetando el consenso internacional sobre Jerusalén", incluido por lo que respecta a la ubicación de sus embajadas "hasta que un estatus final de Jerusalén se haya resuelto", en línea con la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU.

El Gobierno español ha advertido de que el estatus de la ciudad de Jerusalén deberá formar parte de una "solución de dos Estados" entre israelíes y palestinos, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya reconocido formalmente esta ciudad como capital de Israel.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha aprovechado el anuncio de Trump para reiterar su posición sobre el estatus de Jerusalén, que "coincide con la recogida en diversas resoluciones de Naciones Unidas", según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

"Jerusalén constituye una de las cuestiones centrales del proceso de paz y debe ser objeto de negociación entre israelíes y palestinos", ha añadido Exteriores en su nota, en la que ha apuntado que "la mejor forma de garantizar lasaspiraciones de las dos partes es la solución de los dos Estados (...) viviendo juntos en paz y seguridad".

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha calificado de "lamentable" la decisión de Trump y ha instado a todas las partes a la calma y a la responsabilidad.

Macron, que realiza una visita oficial a Argel, dijo a la prensa que el paso más importante ahora es "evitar la violencia a toda costa y favorecer el diálogo".

"El compromiso de Francia y Europa es con la solución de los dos estados, Israel y Palestina, viviendo uno al lado del otro en paz y seguridad en fronteras internacionalmente reconocidas, con Jerusalén como capital de ambos", afirmó.

La primera ministra británica, Theresa May, ha considerado "poco útil" para la paz la decisión de Trump. La jefa de Gobierno británica ha subrayado en un comunicado que el Reino Unido mantiene Tel Aviv como base para su embajada en Israel y "no tiene planes de trasladarla".

"Nuestra postura sobre el estatus de Jerusalén está clara y se ha mantenido durante mucho tiempo. Debe determinarse en un acuerdo negociado entre israelíes y palestinos", ha señalado la primera ministra.

Por su parte, la canciller de Alemania, Angela Merkel, ha advertido de que el estatus futuro de la ciudad de Jerusalén debe formar parte de una "solución de dos Estados" pactada entre israelíes y palestinos.

Contenido Patrocinado

Fotos