Irán arremete contra Trump en la ONU y descarta renegociar el acuerdo nuclear

Hasan Rohaní, presidente de Irán./Stephanie Keith (Reuters)
Hasan Rohaní, presidente de Irán. / Stephanie Keith (Reuters)

«Si se quita un ladrillo, todo el edificio se viene abajo», ha asegurado el presidente iraní, Hasan Rohaní, tras intervenir ante la Asamblea General de la ONU

EFENueva York

El presidente iraní, Hasan Rohaní, ha criticado con dureza a su homólogo estadounidense, Donald Trump, y ha dejado claro que no aceptará una renegociación del pacto nuclear, que Washington amenaza con abandonar.

"Este acuerdo no es algo que nadie pueda tocar. Si se quita un ladrillo, todo el edificio se viene abajo", ha asegurado Rohaní tras intervenir ante la Asamblea General de la ONU.

El futuro del pacto nuclear, firmado en 2015 entre seis potencias internacionales e Irán tras años de negociaciones, está en el aire por los recelos que despierta para la Administración estadounidense.

Trump, que este martes lo calificó como una "vergüenza" para su país, ha asegurado hoy que ya ha tomado una decisión sobre la continuidad de Estados Unidos en el acuerdo, pero no quiso revelar cuál es.

Su secretario de Estado, Rex Tillerson, había manifestado horas antes que la intención es "renegociar" el pacto con Irán para corregir sus "defectos". Rohaní, sin embargo, ha cerrado hoy de un portazo esa opción y ha zanjado: "No habrá cambios".

La posibilidad de una renegociación también fue descartada por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, que presidió un encuentro de los cancilleres de las potencias firmantes (EE UU, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Alemania) e Irán. "No hay necesidad de renegociar partes del acuerdo, porque está funcionando", aseguró Mogherini al término de la cita.

La diplomática italiana explicó que todas las partes, incluido EE.UU., están de acuerdo en que el pacto nuclear en sí se está respetando y dijo que otras cuestiones sobre las que Washington y Teherán tienen diferencias pueden discutirse al margen.

Tillerson, mientras tanto, reconoció que "desde un punto de vista técnico" Irán está cumpliendo, pero insistió en que el acuerdo "claramente no ha cumplido sus expectativas". Sobre el "no" a una renegociación, señaló: "Como alguien que lleva mucho tiempo negociando cosas, he aprendido algo: Nunca digas nunca".

En su discurso ante los líderes mundiales, el presidente iraní aseguró hoy que su país nunca será el primero en violar o romper ese pacto internacional, pero dijo que responderá "decididamente" si cualquier otra parte lo hace.

Rohaní, que defendió las bondades del acuerdo, consideró que sería "una pena" si este es destruido por "parias recién llegados a la política internacional", en referencia a Trump.

"Violando sus propios compromisos internacionales, la nueva administración de EE UU únicamente destruye su propia credibilidad y mina la confianza internacional para negociar con ella", señaló.

El presidente iraní recordó que el acuerdo fue respaldado por el Consejo de Seguridad de la ONU y toda la comunidad internacional y, por tanto, no pertenece "a uno o dos países".

En una rueda de prensa posterior, acusó a Trump de estar "buscando excusas" para romper el acuerdo y le avisó de las consecuencias. "Si el Gobierno de EE UU sale del acuerdo, será condenado por sus propios ciudadanos" y criticado por el resto de los países, insistió el presidente de Irán.

Además, avisó de que la ruptura dejaría vía libre a Teherán para emprender nuevas "opciones", que no quiso precisar. Sí dejó claro que, entre ellas, no estaría nunca la de buscar el desarrollo de armas nucleares, y adelantó que en la reacción iraní tendrá mucho peso la postura que asuman los países europeos, otra parte clave del acuerdo. Mogherini, en ese sentido, aseguró que la UE garantizará la continuidad del acuerdo.

En todo caso, Rohaní confió en que Washington finalmente no dejará el pacto e insistió en que, de hacerlo, no lograría más que aislarse y "avergonzarse a sí mismo".

El líder se mostró muy duro en su respuesta a Trump, que un día antes había convertido a Irán en una de las principales dianas de su discurso de debut ante la Asamblea General de la ONU. Así, calificó sus palabras de "ignorantes" y "absurdas" y denunció su "retórica de odio" y sus "acusaciones ridículas y sin base".

"Nosotros nunca amenazamos a nadie, pero no toleramos amenazas de nadie", dijo el líder iraní ante la Asamblea General de la ONU, que dijo esperar una "disculpa" por parte de Trump.

Rohaní insistió en que su país ha optado por la vía de la "moderación" y dijo que apostará por el "diálogo y la negociación", pero no se dejará intimidar.

Contenido Patrocinado

Fotos