Trump nombra al médico de la Casa Blanca nuevo Secretario para los Veteranos

Trump (i) escucha a Shulkin. /Joshua Roberts (Reuters)
Trump (i) escucha a Shulkin. / Joshua Roberts (Reuters)

El presidente estadounidense también desalojó de su silla a su principal asesor económico en la Casa Blanca para sustituirlo por el comentarista de televisión

COLPISA / AFP

El presidente estadounidense Donald Trump anunció este miércoles su decisión de nombrar al almirante Ronny Jackson, el médico de la Casa Blanca, para el cargo de Secretario de Estado para Asuntos de los Veteranos, en lugar del controvertido David Shulkin.

El mandatario estadounidense utilizó un mensaje en la red Twitter para anunciar la salida de escena de Shulkin y la intención de nominar a Jackson, al fin de un mes en que ya substituyó a su secretario de Estado y su asesor de Seguridad Nacional. «Me complace anunciar que pretendo nombrar al altamente respetado almirante Ronny Jackson como el nuevo Secretario de Asuntos para los Veteranos», expresó Trump en la red social.

En otro mensaje, el mandatario anunció también que Robert Wilkie, quien se desempeña como subsecretario de Defensa, asumirá interinamente la gestión del Departamento de los Veteranos hasta que se formalice el nombramiento de Jackson. El Departamento de los Veteranos es el segundo mayor ministerio del gobierno estadounidense, con nada menos que 308.000 empleados, superado únicamente por el Departamento de Defensa, que emplea a más de 750.000 personas.

La salida de escena de Shulkin era considerada un hecho desde hace ya varias semanas, en particular después que se denunció que gastó 122.000 dólares del Departamento en una gira por Europa con su esposa, que incluyó boletos a un torneo de tenis.

En cambio, el almirante Jackson adquirió notoriedad nacional como médico cuando, al fin de una serie de exámenes de rutina, atribuyó la «excelente» salud de Trump a sus genes, comentario que generó desconcierto en Washington. Trump, dijo Jackson en ese momento, «tiene genes increíbles y es esa la forma en que Dios lo ha hecho».

Al inicio del mes Trump anunció la sustitución de Rex Tillerson al frente del Departamento de Estado, para poner en su lugar al director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Michael Pompeo.

La semana pasada, también puso a un costado al general Herbert McMaster de su cargo de asesor de Seguridad Nacional, remplazado por el controvertido John Bolton, famoso por su retórica militarista. Entre ambos, Trump también desalojó de su silla a su principal asesor económico en la Casa Blanca, Gary Cohn, para sustituirlo por el comentarista de televisión Larry Kudlow.

Contenido Patrocinado

Fotos