Capturan un centenar de caimanes en el parque Disney de Orlando en un año

Un caimán en un santuario de Alemania. /Boris Roessler (Efe)
Un caimán en un santuario de Alemania. / Boris Roessler (Efe)

Los operarios tratan de limpiar de reptiles el lago del parque temático

COLPISA / AFPMiami (EE UU)

Desde que un caimán arrastró al agua y mató a un niño hace más de un año en un lago del parque Disney, en el centro de Florida, se han capturado en el lugar unos 95 caimanes, informaron autoridades el viernes.

El 14 de junio de 2016, Lane Graves, de dos años, estaba jugando en la orilla de la laguna Seven Seas del parque temático cuando un caimán arremetió contra él y lo arrastró dentro del agua. El cuerpo sin vida del pequeño fue hallado al día siguiente. Desde el día del ataque hasta septiembre de este año -el registro más reciente-, los cazadores han capturado 95 caimanes en las instalaciones de Disney en Orlando, según cifras de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWS). En cambio, en los 15 meses que precedieron el ataque, habían sido capturados unos 45 caimanes.

Disney cercó la laguna para proteger a los visitantes, aunque esto funciona sólo para disuadir a los turistas de acercarse al agua, dado que los caimanes son capaces de escalar. Disney también instaló una suerte de faro dorado en el lugar del accidente en tributo al pequeño Lane.

La FWS permite a los cazadores capturar en las instalaciones del parque hasta un máximo de 400 caimanes de más de 1,2 metros. «En la mayoría de los casos, el caimán es procesado por su cuero y su carne, lo cual es la primera fuente de compensación por los servicios (del cazador)», dijo a la AFP Katie Purcell, portavoz del FWS. «Ocasionalmente, un caimán que es plaga se vende con vida a una granja de caimanes, una exhibición de animales o un zoológico. Los cazadores ganan 30 dólares por cada caimán que capturan», añadió.

Florida, un estado pantanoso, tiene una relación muy cercana con sus caimanes. Ocasionalmente alguno aparece rondando un campo de golf o atravesando una autopista. En el peor de los casos, ocurren accidentes como el del año pasado. En los años 1970, estos reptiles eran una especie en extinción y se contaban apenas por algunos miles. Hoy en día, gracias a los esfuerzos de conservación, se calcula que hay 1,3 millones de ellos en este estado del sureste de EE UU.

Fotos