Leonoticias

El policía que acabó con la vida de un negro en Charlotte no será procesado

Una mujer negra protesta en Charlotte contra la violencia policial.
Una mujer negra protesta en Charlotte contra la violencia policial. / AFP
  • La fiscalía ha dado ahora la razón a Brentley Vinson, al considerar que, al temer por su vida y por la de sus compañeros, estaba en su derecho a disparar

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Un agente de policía que acabó con la vida de un ciudadano negro el pasado septiembre en Carolina del Norte, y que provocó una ola de manifestaciones contra la violencia policial en EE UU, no será procesado por lo sucedido, informó la fiscalía encargada del caso.

El agente Brentley Vinson, también negro, disparó contra Keith Lamont Scott el pasado 20 de septiembre, provocándole la muerte en el estacionamiento de un edificio de apartamentos, porque, según dijo, el sujeto iba armado y "suponía una amenaza de muerte inminente" para los oficiales que lo rodearon.

La fiscalía ha dado ahora la razón a la policía, al considerar que, al temer por su vida y por la de sus compañeros, estaba en su derecho a disparar.

Tras el suceso, durante varios días se produjeron disturbios en la ciudad más grande de Carolina del Norte, Charlotte, en los que se presionó a la policía para que publicara las grabaciones de lo ocurrido, pero nunca se demostró que Scott portara un arma.

Los familiares de la víctima negaron que estuviese armado y aseguraron que lo que sí llevaba era un libro que leía mientras esperaba que su hijo regresase de la escuela. El episodio de Charlotte se sumó a otros similares en otros puntos de Estados Unidos, que incrementaron la tensión entre las comunidades afroamericanas y los agentes del orden.