Trump, acusado por Corea del Norte de encender «la mecha de la guerra»

Donald Trump, presidente de EE UU./Reuters
Donald Trump, presidente de EE UU. / Reuters

El presidente de EE UU, en problemas por el gobierno de Kim Jong-un y en medio de ratificar o no el acuerdo internacional que controlará el programa nuclear iraní

COLPISA / AFPMadrid

La tensión con el régimen de Corea del Norte se ha convertido para la Casa Blanca en un quebradero de cabeza y en un ejemplo admonitorio justo cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, tiene que decidir si certifica o no el acuerdo internacional que controlará el programa nuclear de Irán.

Se espera que Trump declare este próximo viernes que este acuerdo ya no es del interés de su Gobierno. Tal declaración no terminaría definitivamente con el acuerdo, pero dejaría la decisión en manos del Congreso, una táctica arriesgada para Oriente Medio.

Y es que, tras la elección de Trump como presidente de EE UU, han aumentado las tensiones coincidiendo con los meses de más debate sobre las repercusiones regionales que tendría la rectificación o no del acuerdo con Corea del Norte, un régimen que se convierte en otro problema añadido.

"Con sus declaraciones beligerantes e insensatas en la ONU, se puede decir que Trump encendió la mecha de la guerra contra nosotros", ha declarado este jueves Ri Yong Ho, ministro norcoreano de Relaciones Exteriores, en una entrevista con la agencia rusa TASS.

"Nuestro querido alto comandante, Kim Jong-un, ya ha avisado con firmeza que EE UU debe actuar de forma razonable y dejar de atacarnos si no quiere humillarse ante el mundo entero, situándose bajo nuestros disparos", ha añadido el jefe de la diplomacia norcoreana.

Tras varios lanzamientos de misiles norcoreanos, Trump y Kim Jong-un protagonizaron en las últimas semanas un intercambio de duras declaraciones. Todo ello a sabiendas de que, cuando Trump se reunió con el presidente Barack Obama por primera vez el 10 de noviembre de 2016, el mandatario saliente le hizo una advertencia al presidente electo.

Advertencia de Obama

Sentados en el Despacho Oval, Obama le dijo a Trump que afrontaría una decisión fatídica sobre Corea del Norte en los primeros meses de su mandato: decidir si permitiría a Kim Jong-un que desarrollase la capacidad de bombardear una ciudad en territorio estadounidense.

En noviembre de 2016, los servicios de inteligencia estadounidenses llegaron a la conclusión de que en meses, y no en años, el gobierno de Pyongyang estaría en condiciones de manejar tecnología de misiles balísticos intercontinentales; dotados de dispositivos termonucleares miniaturizados y que EE UU quedaría en su área de alcance.

Con la doctrina de la mano dura de Trump, Corea del Norte tomaría nota de cualquier mensaje firme que se envíe a Irán. Sin embargo, varios funcionarios de la Casa Blanca describen el desafío en términos históricos y concluyen que enfrentarse ahora a Irán ofrece la oportunidad de hacer lo que se desaprovechó hace más de una década con Corea del Norte.

Ponerse fuertes con el gobierno de Teherán, según argumentan, le daría a Trump la posibilidad de evitar que un enemigo de EE UU desarrollase un arma nuclear y ahorraría al próximo presidente tener que enfrentarse a una retahíla de malas decisiones.

Contenido Patrocinado

Fotos