Corea del Norte participará en los Juegos Olímpicos de 2020 y 2022

El presidente del COI, Thomas Bach, y Kim Jong Un. /Efe
El presidente del COI, Thomas Bach, y Kim Jong Un. / Efe

El Comité Olímpico Internacional propondrá un «potencial desfile conjunto» de las delegaciones de las dos Coreas durante la ceremonia de los Juegos de verano de Tokio

COLPISA / AFP

Corea del Norte participará en los Juegos Olímpicos de 2020 y 2022, aseguró este sábado el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, tras reunirse con el dirigente norcoreano Kim Jong Un en Pyongyang. Bach también dijo que el COI propondrá un «potencial desfile conjunto» de las delegaciones de las dos Coreas durante la ceremonia de los Juegos de verano de Tokio dentro de dos años y otras actividades compartidas.

Los últimos Juegos Olímpicos de invierno, celebrados en febrero en la ciudad surcoreana de Pyeongchang, ya dieron lugar a un acercamiento entre el Sur y el aislado Norte. En esa ocasión, los atletas de los dos países desfilaron juntos en la ceremonia de apertura y constituyeron un equipo femenino intercoreano de hockey sobre hielo. Este deshielo culminará con una cumbre entre el líder norcoreano y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, el 27 de abril, a la que seguirá una reunión histórica entre Kim Jong Un y el presidente estadounidense Donald Trump en mayo.

A su regreso de Pyongyang, Thomas Bach declaró este sábado en el aeropuerto de Pekín que sus conversaciones del viernes con Kim Jong Un fueron «muy abiertas y fructíferas». «Nos anunciaron que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y en los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín 2022, así como en todas las ediciones de los Juegos Olímpicos de la Juventud», declaró Bach con satisfacción. «Y este compromiso fue totalmente respaldado por el líder supremo» de Corea del Norte, agregó.

Según la agencia de prensa oficial norcoreana KCNA, Kim Jong Un agradeció al presidente del COI su contribución al «deshielo» de las tensiones en la península coreana. Thomas Bach llegó a Corea del Norte el jueves por la mañana para una visita de tres días que concluyó este sábado, tras recibir una invitación del comité olímpico norcoreano. Corea del Norte, un país aislado y dotado del arma nuclear, no suele recibir a dignatarios extranjeros, aunque ha llevado a cabo una intensa actividad diplomática en los últimos tiempos. Kim Jong Un efectuó esta semana su primer viaje al extranjero desde que llegó al poder en 2011 para entrevistarse con el presidente chino Xi Jinping en Pekín.

«Un nuevo capítulo en la distensión»

Durante su encuentro con Bach, Kim declaró que los Juegos de Pyeongchang «abrieron un nuevo capítulo en la distensión entre el Norte y el Sur», según KCNA. El líder norcoreano «opinó que las gélidas relaciones entre el Norte y el Sur experimentaron un repentino deshielo con motivo de los Juegos Olímpicos y que esto se debía a los esfuerzos desplegados por el COI», añadió la agencia norcoreana.

Thomas Bach declaró a la prensa en Pekín que el COI «seguirá apoyando a los atletas [norcoreanos] para que puedan prepararse bien» para los próximos Juegos Olímpicos. «En el momento oportuno, el COI hará una propuesta para un potencial desfile conjunto, para otras actividades conjuntas potenciales en Tokio y tal vez también en Pekín», dijo Bach. Kim Jong Un y Thomas Bach también hablaron del desarrollo del deporte en Corea del Norte y asistieron a un partido de fútbol femenino. El presidente del COI elogió la reconciliación en curso. Declaró que el espíritu olímpico «acercó» a los dos vecinos, que transmitieron «un poderoso mensaje de paz» al resto del mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos