Leonoticias

Trump califica a Castro de «brutal dictador» y confía en ver pronto una «Cuba libre»

El presidente electo de EE UU, Donald Trump.
El presidente electo de EE UU, Donald Trump. / Efe
  • El presidente electo de EE UU afirma en un comunicado que el líder cubano deja un legado de "pelotones de fusilamiento, robo, sufrimiento y pobreza"

  • Obama reconoce la "figura singular" del dirigente cubano y asegura que "la Historia lo juzgará"

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha calificado al fallecido líder revolucionario cubano, Fidel Castro, de "brutal dictador" en un comunicado en el que recuerda a los veteranos de Bahía de Cochinos y espera "ver pronto algún día" una "Cuba libre".

"Hoy el mundo marca el fallecimiento de un dictador brutal que oprimió a su propio pueblo durante casi seis décadas. El legado de Fidel Castro es uno marcado por los pelotones de fusilamiento, el robo, el sufrimiento inimaginable, la pobreza y la negación de los derechos humanos fundamentales", ha hecho saber a través de un comunicado.

"Si bien Cuba sigue siendo una isla totalitaria, espero que el día de hoy sea un paso para alejarse de los horrores que se han soportado durante demasiado tiempo, y hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano viva por fin con la libertad que tanto se merecen", añadió la nota.

"Aunque no podemos borrar las tragedias, la muertes y el dolor causados por Fidel Castro, nuestra administración hará todo lo posible para garantizar que el pueblo cubano pueda, finalmente, comenzar un viaje hacia la prosperidad y la libertad", prosigue el presidente electo.

"Me uno a los muchos cubano-estadounidenses que me apoyaron tanto durante la campaña, incluyendo a los veterano de la brigada 2506", añadió, en referencia de los destacados en la fallida invasión de Bahía de Cochinos, en 1961, "con la esperanza de ver pronto algún día una Cuba libre".

Unas horas antes, el multimillonario neoyorquino había ofrecido su primera reacción a la muerte de Castro en Twitter con un escueto mensaje: "¡Fidel Castro está muerto!".

Durante la campaña electoral, Trump prometió "dar marcha atrás" a las "concesiones" hacia Cuba, pero los expertos ven improbable que frene en seco el deshielo iniciado por el actual presidente estadounidense, Barack Obama.

Obama, "la Historia le juzgará"

Precisamente, el todavía mandatario ha afirmdo hoy que la Historia "registrará y juzgará el inmenso impacto" de la "singular figura" que fue el fallecido líder cubano Fidel Castro, en su primera reacción a su muerte. En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Obama quiso extender "una mano de amistad al pueblo cubano" tras la muerte de Castro, quien falleció anoche a los 90 años.

Obama ha reconocido que la muerte de Castro es, para los cubanos de la isla y de EE UU, un momento de "emociones poderosas", de recordar "las innumerables formas" que en el líder de la revolución "alteró el curso de vidas individuales, familias y de la nación cubana". "La Historia registrará y juzgará el inmenso impacto de esta singular figura en las personas y el mundo a su alrededor", enfatizó el mandatario estadounidense.

Según Obama, la relación entre EE UU y Cuba estuvo marcada durante casi décadas por "profundos desacuerdos políticos", pero durante su presidencia se ha "trabajado duro para dejar atrás el pasado" con el proceso de normalización bilateral y la restauración de las relaciones diplomáticas.

El objetivo de esa normalización es perseguir "un futuro en el que la relación entre nuestros dos países se define no por nuestras diferencias, sino por las muchas cosas que compartimos como vecinos y amigos - vínculos de familia, cultura, comercio y una humanidad común", resumió Obama.

Dentro de ese "compromiso", Obama destacó las contribuciones de los cubanoestadounidenses, que "han hecho tanto" por EE UU y "se preocupan profundamente por sus seres queridos en Cuba".