Más de 13.000 solicitantes de asilo siguen atrapados en las islas griegas

Una balsa llega a la isla de Lesbos. /ARIS MESSINIS (AFP)
Una balsa llega a la isla de Lesbos. / ARIS MESSINIS (AFP)

Los campamentos de acogida de las islas no cuentan con servicios médicos y legales suficientes para atender adecuadamente a todos

EFEAtenas (Grecia)

Más de 13.000 solicitantes de asilo se encuentran atrapados en las islas del Egeo en condiciones deplorables, sin acceso a servicios básicos ni la protección adecuada, y deberían ser trasladados al continente, según denunciaron hoy nueve oenegés.

Las organizaciones humanitarias y de derechos humanos que lanzaron la campaña #OpenTheIslands afirman que el Gobierno griego debería actuar inmediatamente para acabar con la "política de contención" que ha convertido las islas griegas en una trampa para las personas que llegan a sus costas. Para ello piden que se traslade a los solicitantes de asilo al continente bajo las condiciones adecuadas.

"La política de contención ha transformado las islas griegas, antes un símbolo de esperanza y solidaridad, en una prisión al aire libre que pone las vidas de los refugiados en suspenso durante meses, causándoles aún más sufrimiento", afirmó hoy el director de Amnistía Internacional en Grecia, Gavriil Sakelaridis.

Sakelaridis hizo estas declaraciones en un comunicado conjunto con otras organizaciones como Human Rights Watch, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, Caritas Grecia, el Consejo Griego para los Refugiados, el Foro Griego de Refugiados, Oxfam, Praksis y Refugee Rights Europe.

Las personas atrapadas en las islas viven en muchos casos en tiendas de campaña no acondicionadas para la lluvia y el frío, y a veces directamente duermen sobre el suelo. Debido al hacinamiento y la falta de seguridad, muchos de aquellos que llegaron a Grecia ya traumatizados por la violencia, se ven expuestos a un alto riesgo de acoso y violencia sexual, denuncian las oenegés. Además, los campamentos de acogida de las islas no cuentan con servicios médicos y legales suficientes para atender adecuadamente a todos los solicitantes de asilo, añaden.

Eva Cossé, investigadora de Human Rights Watch, destacó la responsabilidad que tienen las autoridades griegas y europeas en la restauración de la dignidad y humanidad de estas personas.

Los centros de recepción en las islas de Lesbos, Quíos, Samos, Leros y Kos albergan a casi 13.000 personas en instalaciones preparadas para un máximo de 6.300. Desde principios de año, el Gobierno griego ha trasladado a más de 7.000 refugiados al continente como medida de emergencia, pero al mismo tiempo llegaron unas 5.000 personas a sus costas. Con la llegada del buen tiempo se espera que aumente de nuevo el flujo migratorio hacia las abarrotadas islas del Egeo.

Contenido Patrocinado

Fotos