La trágica historia familiar que esconde Màxim Huerta

La trágica historia familiar que esconde Màxim Huerta

Desde su nombramiento ha sido inevitable que salgan a la luz algunas de las anécdotas que el ministro más mediático del Ejecutivo de Sánchez dejó a su paso por la televisión

LEONOTICIAS

El nombramiento de Máxim Huerta ha sido uno de los más sorprendentes de todos los que ha hecho el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para su Ejecutivo. Desde su nombramiento no ha dejado de copar titulares en la prensa nacional, especialmente en las áreas deportivas y las revistas del corazón.

El pasado televisivo de Màxim Huerta está inevitablemente ligado a un nombre propio: Ana Rosa Quintana. La periodista, una de las «reinas de las mañanas» con «El programa de AR», convirtió al valenciano en uno de sus más estrechos colaboradores y, durante diez años, el hoy ministro de Cultura y Deporte pudo ser testigo directo de momentos como la elección del Papa Francisco o la proclamación de Felipe VI.

Es inevitable que salgan a la luz algunas de las anécdotas que el ministro más mediático del Ejecutivo de Sánchez dejó a su paso por la televisión, entre ellas un episodio de su vida privada que confesó en 2011 cuando el espacio informó sobre el trágico accidente de tráfico de Ortega Cano, en el que murió Carlos Parra, de 48 años, cuando el diestro conducía su vehículo todoterreno con una tasa de alcoholemia que triplicaba la permitida. El torero tuvo que ingresar en Zuera para cumplir una condena de dos años y medio de cárcel.

Ese mismo día, el colaborador de televisión desveló un episodio de su pasado tan terrible como el provocado por el torero. «Me espanta absolutamente la cantidad de cosas que se están comentado. Tengo tolerancia cero con el alcohol en la carretera porque un 31 de diciembre, en Nochevieja, mi padre no llegó a casa porque el alcohol provocó un accidente. El accidente no sólo afectó físicamente a la vida de mi padre, sino que afectó a la de mi madre y a la mía. No empatizo nada con el torero. Deseo que se recupere pero no puedo empatizar con esta historia. ¡No lo soporto!», explicó entonces.

Más información en 'ABC.es'.

Contenido Patrocinado

Fotos