El renacer de Shakira

Shakira, durante una actuación. /AFP
Shakira, durante una actuación. / AFP

La cantante colombiana comienza su gira mundial después de los problemas de garganta que le hicieron temer por su voz

JAVIER GUILLENEA

Shakira ha vuelto. Nunca se fue, eso es verdad, porque estos últimos siete años ha sido frecuentemente protagonista de noticias y víctima de rumores. Pero esta vez regresa para cantar, que es lo suyo. La cantante colombiana comenzó ayer en Hamburgo la gira 'El Dorado', que la llevará durante los próximos meses por Bélgica, Holanda, Reino Unido, Francia, Luxemburgo, Italia, Suiza, Portugal y España.

En Turquía estará el 11 de julio y el 13 en Líbano. El 3 de agosto empezará con un concierto en Chicago su andadura americana, que culminará en Bogotá en 3 de noviembre.

Tendrá tiempo de sobra para comprobar si su voz sigue siendo la misma después de los problemas de garganta que le llevaron a aplazar la gira el pasado mes de noviembre. En un comunicado, la cantante reveló que un edema en las cuerdas vocales le impedía subirse a los escenarios. Desde entonces se ha sometido a un tratamiento con corticoides que parece haber tenido éxito. Shakira sigue cantando igual que siempre, pero queda por ver si podrá aguantar la tensión de una lista interminable de conciertos.

Con su estreno en Hamburgo, la cantante puso ayer fin a una larga ausencia sobre los escenarios que comenzó el 15 de octubre de 2011. Ese día cerró en Puerto Rico la gira 'Sale el Sol', que la llevó por más de cien ciudades de treinta países y le proporcionó unos ingresos de cien millones de euros. En los seis años y medio que han transcurrido desde entonces, Shakira ha tenido dos hijos con el futbolista Gerard Piqué, ha desmentido constantes rumores de crisis entre la pareja y ha tenido que afrontar problemas con la Hacienda española, que la acusa de fraude. De momento, ya se ha visto obligada a pagar veinta millones de euros al fisco y no se descarta que tenga que devolver más dinero porque las investigaciones aún no han concluido.

La cantante de Barranquilla comenzó a preparar su regreso a los escenarios en la Feria de Muestras de Barcelona, pero después se desplazó un lugar desconocido donde se aisló y recibió la visita de Piqué y sus hijos, Milan y Sasha, de 5 y 3 años respectivamente.

El calendario no beneficia en nada a la familia. Mientras Sakhira canta, el futbolista se prepara para disputar el Mundial de fútbol en Rusia. Ambos deberán hacer juegos malabares para encontrarse y pasar un poco de tiempo juntos con sus hijos. «Nunca he hecho una gira con los niños, por eso quiero ver cómo me organizo», ha explicado ella. De momento, Milan y Sasha acompañarán a su madre hasta que empiecen las clases después del verano y luego volverán a Barcelona con su padre.

A Shakira se la espera en Bilbao el día 30. Un día después actuará en A Coruña, el 3 de julio pasará por Madrid y el 6 y 7 ofrecerá dos conciertos en la capital catalana. Su gira llega tras el lanzamiento de 'El Dorado', el undécimo disco de su carrera, que incluye éxitos como 'La bicicleta', 'Chantaje' o 'Me enamoré'. El 'tour' pondrá a prueba no solo su voz sino también su relación con Piqué. Al menos eso es lo que repiten los rumores que rodean a la pareja desde que se conocieron. Nunca han estado tanto tiempo separados. Para ellos es la hora de la verdad.

Contenido Patrocinado

Fotos