La nueva vida empresarial de Fran Rivera

Fran Rivera./MujerHoy
Fran Rivera. / MujerHoy

El popular diestro es un inquieto inversor siempre dispuesto a probar suerte en diferentes actividades comerciales

JUAN LUIS GALIACHO / CORAZÓN

Francisco Rivera Ordóñez pretende dar un nuevo giro en su vida empresarial. Otra vuelta de tuerca más. Tras sus incursiones, algunas fallidas, en los sectores de la chatarra y de los hidrocarburos, en las inversiones inmobiliarias o en el selecto mundo del gourmet, ahora quiere rentabilizar al máximo su faceta taurina. «Sentir y vivir de cerca lo que siente un torero».

Este es el nuevo reclamo publicitario de su ahora negocio: las capeas y visitas taurinas. Fran ha abierto al público su finca El Trébol, la heredad situada en la localidad pacense de Llerena y que en 1979 adquirió su padre, el también torero Francisco Rivera, Paquirri. Pretende ofrecer visitas, previo pago, donde se muestre cómo es el mundo del toro. El propio Fran Rivera ha definido las mismas como una experiencia real: «El Trébol es mi santuario, aquí no hay lugar para hacer teatro, ni cosas para los turistas, aquí lo que podréis vivir es la verdad». (Más información en Mujerhoy.com)

Contenido Patrocinado

Fotos