Leonoticias

Roberto Verino, un producto de temporada

Verino en la Madrid Fashion Week.
Verino en la Madrid Fashion Week. / Efe
  • El diseñador se suma a la moda de mostrar las prendas que los compradores podrán adquirir al momento

El sentido común ha llevado a Roberto Verino a sumarse a la revolución que se está produciendo en el mundo de la moda, mostrando en la pasarela prendas que se podrán adquirir al instante, en vez de hacer esperar seis meses al comprador. Una tendencia que tiene como objetivo la accesibilidad, inmediatez y proximidad al cliente. Lo que Tommy Hilfiger define como «la auténtica democratización de la moda», en la que están inmersas Casas de la talla de Tom Ford o Burberrys.

«Presentar la colección de otoño e invierno en el mes de febrero es distanciarse de una realidad. Es estar matando moscas a cañonazos porque estamos confundiendo al consumidor», afirma Verino, que tiene muy claro que es al que tienen que «conquistar» dejando de lado un esquema que ya ha quedado obsoleto. Un ejemplo más de la coherencia que ha llevado al modista al lugar en el que se encuentra, con 450 personas trabajando directamente para él.

Verino puso su teoría en práctica en la tarde de ayer con su colección para este otoño-invierno en la pasarela Now de Madrid Fashion Show. Una propuesta que rinde homenaje al estilo actual, sin regirse por normas ni dictados, derrochando individualidad. La firma propone jugar con tweed y tejido grueso de lana con clara inspiración británica con destellos metálicos en una silueta claramente femenina. El vestido camisero de aire setentero pisa fuerte junto a botines metalizados de media caña y al salón/bota con sugerentes tiras de cuero. Camisas doradas con faldas sobrias de lana y gabardinas de tejidos acharolados negros competan un repertorio de prendas -algunas ya agostadas en tienda- que lanzan destellos a su paso. Las pieles protagonizan un papel estelar encarnadas en deliciosos abrigos 'midi' que exhiben distintas tonalidades en perfecta sinfonía.

Para el hombre, distinguidos abrigos y sastres de ricos tejidos de lana se combinan con cuero negro en chalecos y cazadoras que se llevan por debajo de abrigos de corte inglés. El sastre sale a la luz del día con zapatillas deportivas y el pantalón vaquero se pasea con un largo y sofisticado abrigo XL de piel.

Temas