Miss América se libra del bañador

Miss América se libra del bañador

El popular certamen de belleza elimina el controvertido desfile en traje de baño y también el de vestidos de noche

AGENCIAS

La organización de Miss América, consciente de los nuevos vientos que soplan e influido por el movimiento #MeToo, ha decidido reinventarse: a partir de este año, las concursantes no desfilarán en bañador y serán valoradas por su carácter y no por su físico. «Ya no somos un concurso de belleza«, ha proclamado la presidenta del certamen, Gretchen Carlson, en declaraciones a 'Good Morning America'.

En el próximo certamen, que se celebrará el 9 de septiembre, se sustituirá el tradicional desfile en bikini, que representaba un 10% de la nota final, por un debate entre concursantes y jurado, que permitirá conocer sus logros y metas y «cómo usará sus talentos, su pasión y ambición para desempeñar el trabajo de Miss America». Tampoco se pedirá a las concursantes que se enfunden en un traje de gala (15% de la puntuación) y, en su lugar, se les animará a que elijan el atuendo con el que se sientan más cómodas y puedan expresar su estilo personal.

«Hemos oído a muchas chicas jóvenes decir: 'Nos gustaría formar parte de vuestro programa, pero no queremos plantarnos ahí fuera en tacones y bañador,' así que, adivina qué, ya no tienes por qué hacer eso», explicó Carlson, quien ha animado a las jóvenes a presentarse a la próxima edición: «¿Quién no quiere sentirse empoderada, aprender nuevas habilidades, pagarse la universidad y ser capaz de enseñarle al mundo quién eres como persona desde lo más profundo de tu alma?».

El #MeToo, nacido del escándalo desatado por más de un centenar de acusaciones de acoso, agresión sexual o violación contra el exproductor de Hollywood Harvey Weinstein, ha derribado a decenas de hombres poderosos de varias industrias y provocado una reflexión mundial sobre el sexismo y el acoso sexual en el trabajo. Carlson, feroz defensora del #MeToo y expresentadora de Fox News, alcanzó en 2016 un acuerdo amistoso con esa cadena tras denunciar haber sido acosada sexualmente por Roger Ailes, el presidente del canal que renunció tras varias denuncias en su contra. Tras su demanda, dijo Carlson, «miles de mujeres se sintieron inspiradas y supieron que podían ponerse de pie y hablar y que sus voces serían escuchadas».

Carlson fue designada al frente de la Organización Miss America tras la partida forzada de Sam Haskell a finales de 2017, después de que se difundieran varios correos electrónicos en los que se burlaba de la apariencia, el intelecto y la vida sexual de las concursantes, sobre todo de la ganadora de 2013 Mallory Hagan pero también de Carlson.

Contenido Patrocinado

Fotos