Un detalle provoca la reapertura del caso por la muerte de Mario Biondo

Momento del levantamiento del cadáver. /
Momento del levantamiento del cadáver.

'La Vanguardia' ha realizado una amplia investigación de lo sucedido a partir del fallecimiento del cámara, desmontando la versión policial

LEONOTICIAS

La muerte del cámara Mario Biondo, quien fuera esposo de Raquel Sánchez Silva, sigue dando mucho de que hablar. A pesar de que han transcurrido más de cinco años de su fallecimiento, la pasada semana una inesperada decisión volvía a reabrir el caso en España. Cuando encontraron su cuerpo sin vida en su apartamento, su muerte se calificó como suicidio por lo que el caso quedó cerrado. Pero ahora se ha llevado a trámite una querella criminal contra el forense, cuya firma resulta sospechosa, lo que ha provocado la reapertura del caso.

Recientemente, la familia del cámara declaró que hay «alguien que tiene miedo a que la verdad salga a la luz», dejando caer que hay varios detalles de aquel día que no encajan con el atestado policial.

Ante tantos puntos por aclarar, la edición digital de 'La Vanguardia' ha realizado una completa tarea de investigación reconstruyendo todo lo ocurrido desde su fallecimiento, el 30 de mayo de 2013. En primer lugar, hace referencia a un desajuste de tiempo en las horas reflejadas por la Policía y el forense y las horas en las que se tomaron las fotografías del levantamiento del cuerpo de Mario Biondo.

El atestado policial afirma que «a las 20:30 se presenta el furgón de la empresa Mixta de Servicios Funerarios con matrícula 2397 CJF, que se hace cargo del cuerpo, negándose a entregar el oficio al Juzgado, informando que se haría entrega de aquel al forense». Pero las fotografías de las agencias que documentaron el levantamiento marcan las 19:37 y a las 19:39 horas, momento en el que el vehículo con el cuerpo habría abandonado la calle en dirección al Instituto. El desfase entre lo que dice la Policía y la prensa es de una hora.

Pero todavía hay más. Hubo varios testigos que estaban en la calle donde se produjo el fallecimiento que afirman haber visto a la Policía en el lugar de los hechos desde por la mañana. Algo inexplicable ya que según el auto policial, quien descubrió el cuerpo sin vida del cámara fue la asistenta, que habría entrado en la casa a las 17:10 horas, dando aviso a las autoridades. Según recoge 'La Vanguardia', el camarero de un bar de esa misma calle y la encargada de la tintorería de la zona afirman que vieron a la asistenta a las 12 de la mañana con la policía.

«En la acera dos o tres furgones. Una muchacha llorando en el portal de la calle y pensé que la habían intentado atracar», afirma la testigo de la tintorería a 'La Vanguardia', añadiendo que estos hechos ocurrieron por la mañana.

Todas estas contradiciones dan vida a la teoría de la familia de Mario Biondo de que el suicidio fue 'un montaje' y refuerza la idea de que el italiano fue asesinado.

Contenido Patrocinado

Fotos