El deterioro de la relación entre doña Letizia y doña Sofía

El nacimiento de la princesa Leonor y de la infanta Sofía marcó un antes y un después entre suegra y nuera. El relevo en la Corona supuso el gran punto de inflexión

COLPISA
Entre dos mujeresEfe
1

Entre dos mujeres

El entonces Príncipe de Asturias y la periodista Letizia Ortiz celebraron su compromiso matrimonial el 6 de noviembre de 2013, en el palacio de El Pardo. Sorprendió que estuvieran de la mano. Entre Letizia y doña Sofía existía complicidad. La primera dedicó sus primeras palabras en público a la segunda para agradecer su apoyo. Fue en una escena que ha pasado ya a la historia porque mandó callar a don Felipe para poder terminar el discurso que se había preparado. «A partir de ahora y de forma progresiva voy a integrarme en esta nueva vida con las responsabilidades que conlleva y con el apoyo y cariño de...», dijo Letizia Ortiz. El Príncipe le cortó y ella pidió: «Déjame terminar... Con el cariño de los Reyes y el ejemplo impagable de la Reina». Una declaración de intenciones que parece quedar lejos.

Más que suegra y nueraEfe
2

Más que suegra y nuera

Era 22 de mayo de 2004 y los recién casados, por aquel entonces Príncipes de Asturias, posaban sonrientes con la reina Sofía, madrina de boda. Diluviaba en Madrid pero la tormenta real llegaría más de una década después. Cuando contrajeron matrimonio doña Letizia y don Felipe, la relación entre la actual reina y su suegra era de un trato más que cordial, ya que en determinadas ocasiones se llegó a decir que la reina Sofía acogió a doña Letizia como a una hija. Son constantes las miradas que se cruzan, entre el Príncipe de Asturias, de pie frente al altar; y los Reyes de España, quienes en todo momento se intercambian palabras y sonrisas.

Un antes y un despuésEfe
3

Un antes y un después

El nacimiento de Leonor y de Sofía marcó un antes y un después en la relación entre suegra y nuera. La llegada de las niñas hizo más fuerte a doña Letizia. En palacio el deterioro en las relaciones entre ambas es evidente. Hay dos familias, la real que aparece en las fotos y la de puertas para dentro.

InflexiónEfe
4

Inflexión

El punto de no retorno se dio a raíz del 'caso Nóos', una trama de corrupción política que se desató en 2010 y que dejó en el ojo de la tormenta al cuñado de Felipe VI. El 17 de febrero de 2017 fue declarado culpable de fraude fiscal, malversación de fondos y blanqueo de capitales a través de la fundación sin ánimo de lucro Nóos, que dirigía con su exsocio Diego Torres. La Justicia le impuso una condena de seis años y tres meses de prisión. Pero Urdangarin presentó un recurso ante el Tribunal Supremo y logró evitar la cárcel. Este escándalo sacudió fuerte a La Zarzuela. Letizia y Felipe evitaban posar junto a Cristina y su esposo. Pero en reiteradas oportunidades se encontraron con la resistencia de la entonces reina Sofía, quien siempre insistió en mantener a la familia unida.

DesplantesEfe
5

Desplantes

Uno de esos actos polémicos se dio durante el cincuenta aniversario de la muerte del rey Pablo de Grecia, padre de doña Sofía. La ahora reina emérita convocó a Cristina, lo que forzó una incómoda foto familiar junto a los Reyes. Como muestra de su malestar, doña Letizia y don Felipe regresaron a España sin asistir al almuerzo familiar tras la ceremonia religiosa, gesto que molestó profundamente a Sofía.

Cambio de papelesEfe
6

Cambio de papeles

Desde la proclamación de Felipe VI, el propio aparato de la Casa del Rey tomó la decisión de apartar de la agenda oficial a los reyes Juan Carlos y Sofía, dejando todo el espacio a los nuevos monarcas. Sin embargo, después del error cometido por La Zarzuela al dejar fuera al rey Juan Carlos de la celebración del 40 aniversario de la democracia en España -28 de junio de 2017-, cambió la política de reparto de papeles públicos de los cuatro reyes. A partir de ese momento, se fueron deteriorando más las relaciones en doña Letizia y don Juan Carlos y doña Sofía.

Vacaciones en MallorcaEfe
7

Vacaciones en Mallorca

La relación de las dos Reinas se fue torciendo. Prueba de ello son los desencuentros que se han hecho visibles en los veranos de Palma. La reina Letizia nunca ha pasado inadvertida en la Familia Real. Ella ha sido casi siempre la protagonista de las imágenes y los momentos de tensión con la prensa han sido habituales.

TirantecesEfe
8

Tiranteces

Doña Sofía se ha quejado en algunos círculos -según la prensa más entendida en Casa Real- de lo poco que coincide con sus nietas. Don Felipe ha sido quien ha intentado siempre unir. A pesar de ser vecinas –la reina emérita vive en Zarzuela–, doña Letizia acostumbra a llamar a su madre, Paloma Rocasolano, para que atienda a sus hijas cuando ella y su marido, el rey Felipe, tienen algún acto oficial o salen por la noche. La periodista y escritora Pilar Eyre asegura en su libro 'La soledad de la Reina' que a doña Sofía, cuando le preguntaban por su nietas, ella respondía: «No lo sé, no sé ni cómo están, no me dejan verlas».

Tensión entre reinasEfe
9

Tensión entre reinas

Los celos y los desplantes mutuos llegaron a su punto más alto este Domingo de Resurrección. Una trifulca familiar casi televisada. Se escapó a los objetivos de las televisiones, pero no a los de las redes sociales, que se volcaron con lo que parece un nuevo rifirrafe en la Casa Real. Doña Sofía quería posar con sus nietas -la princesa Leonor y la infanta Sofía- en una imagen que nunca llegó a producirse. ¿Por qué? Pues porque ahí estaba Letizia, que impidió por todos los medios que la instantánea llegara a tomarse. Se puso delante. Colocó su mano sobre la de su suegra. La princesa apartó de malas formas a su abuela... Y ahí estaba Felipe VI, con cara de no saber dónde meterse. Hace tiempo que la cordialidad desapareció de Palacio.

Contenido Patrocinado

Fotos