Chiara Ferragni, embarazada

Chiara Ferragni, embarazada

La bloguera de los seis millones de euros 'amasa' un éxito sin precedentes que es materia de estudio en Harvard

Gloria Salgado
GLORIA SALGADOMadrid

La italiana Chiara Ferragni (Cremona, 1987) está embarazada. Un nuevo ingrediente para seguir aliñando una 'ensalada' de seis millones de euros. Su bitácora, 'The blonde salad' (ensalada rubia) es un referente de estilo que ha convertido a la joven en la bloguera de moda mejor pagada gracias a su envidiable olfato para crear tendencia sin dejarse comprar por suculentas ofertas de las marcas más prestigiosas y mostrar un estilo de vida de ensueño que logra esquivar la ostentación. Ahora, la buena nueva acapara las publicaciones de sus redes sociales, en las que ha anunciado que ya está de cinco meses junto a su prometido, el cantante Fedez.

Se convirtió en la primera bloguera en ser portada de la revista Vogue -en la edición española, por cierto- y fue incluida en la lista de Forbes de los 30 creativos menores de 30 años más influyentes, en la categoría de Arte y estilo por su blog, con más de cien mil visitantes diarios, en el que lo mismo te muestra un donut decorado con una cantidad ingente de azúcar, como rincones de su casa en Beverly Hills.

Un éxito sin precedentes que se ha convertido en materia de estudio en Harvard. Y no es para menos. Las cifras que rodean a Chiara dan vértigo y mucha envidia: generó ocho millones de dólares en 2015, el 70% gracias a su línea de complementos, creada en 2010. Unos beneficios con los que ha podido formar un equipo compuesto por 20 personas, entre ellos su exnovio y co-fundador del blog, Ricardo Pozzoli. Acepta ser anfitriona de eventos por 30.000 dólares, frisa los diez millones y medio de seguidores en Instagram y los 359.000 en Twitter. Todo ello en siete años, cuando su hobby se convirtió en su medio de vida.

Desde entonces, ha colaborado con marcas de lujo como Dior, Louis Vuitton, Chanel, Bottega Veneta, Yves Saint Laurent, Valentino, Burberry, Furla, Max Mara y Kenzo. Sonada fue su asociación con Steve Madden, vendiendo más de 16.000 pares de zapatos en sus primeras dos semanas a la venta. En España, ha trabajado para Pronovias y Mango, con la que realizó una colección cápsula.

¿Su inspiración? No titubea un segundo: «Mi madre. Siempre he querido ser tan bella como ella», pero aclara que, al contrario de lo que se ha publicado, no fue modelo. «Trabajó de relaciones públicas de Blumarine». Fue su principal apoyo cuando decidió posponer sus estudios de Derecho en Milán «en el momento adecuado», antes de que estallase el 'boom' de la blogueras. Y, porque al contrario que las demás chicas que no llegaron a buen puerto, «nunca he dejado que nadie me diga lo que tengo que hacer y jamás estoy completamente satisfecha. Siempre busco escribir un nuevo capítulo en mi vida».

Contenido Patrocinado

Fotos