Leonoticias

Vanesa Lorenzo: «Vivía en la anarquía antes de ser madre»

vídeo

Vanesa Lorenzo, feliz con su libro. / Elvira Mejías

  • Modelo, diseñadora y bloguera, ahora publica su primer libro, 'Yoga, un estilo de vida'

Su motor es una curiosidad que parece no tener límite. Vanesa Lorenzo (Badalona, 1977) ha dejado en un segundo plano su carrera como modelo internacional para disfrutar de sus dos 'M', sus hijas Manuela y María, fruto de su relación con el futbolista Carles Pujol, lo que no ha impedido que se permita el lujo de escribir su primer libro, 'Yoga, un estilo de vida'. Una disciplina que comenzó a practicar cuando llegó a Nueva York, con poco más de 20 años, atraída por los imponentes físicos de las mujeres maduras que lo practicaban. "Luego empecé a enteder la profundidad de la filosofía conforme iba practicando yoga", asevera con un sonrisa que no desaparece en ningún momento de su rostro.

"Los beneficios no son solo físicos. Te ayuda a gestionar emociones, conectar con tu respiración...". Una "magia" que se traslada de la esterilla al día a día y que es esecial para poder llevar su ritmo de vida: trabaja como modelo, tiene un blog -http://www.vanesalorenzo.com/, acaba de lanzar una colección cápsula de ropa para niños con la firma The Animals Observatory y ahora promociona su libro tras más de año y medio arañando tiempo para poder llevarlo a cabo -con un embarazo de por medio-.

Aún así, no descarta aumentar la familia. "Me encantaría tener otro niño pero -resopla- es que dos son mucho trabajo. Los niños necesitan tanta dedicación... Por ilusión y por deseo, pues sí, porque tres me parece un número estupendo, pero en la práctica no sé si sería lo mejor". la carcajada se torna en tímida sonrisa cuando recuerda que tuvo que renunciar en gran parte a mi carrera como modelo internacional porque "no quería seguir viviendo en una maleta. Quiero estar con mis hijas". Gracias a ellas ha empezado una nueva vida en la que se ha visto obligada a ordenarse. "Yo vivía en la anarquía, tenía una vida nómada. Ahora intento optimizar el tiempo todo lo que puedo y el yoga me ayuda a conseguirlo". ¡Habrá que probar!