Cultura
MODA
Virvin, made in León
La leonesa Virginia Berciano se ha convertido en un caza tesoros de la moda y ha creado una página online de ropa vintage que restaura y customiza
A. Cubillas / @And_Cubillas
17/02/2014 (10:14 horas)
Vote 
Resultado 4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos (19 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Ofrecer tesoros escondidos, invisibles para la mayoría tirados entre montones de telares en cualquier rincón del mundo. Tras diez años en Madrid, la leonesa Virginia Berciano, licenciada en Finanzas decidió regresar a su tierra y hacer de su pasión por la moda un estilo de vida.

Y así nació Virvin. Una tienda on-line de ropa, complementos y accesorios vintage que son recuperados por Virginia que consigue hacer casi un imposible: convertir en auténticas joyas de la moda prendas antiguas, olvidas e incluso rotas.

“En la moda creo que todo está inventado y que todo vuelve”, reconocer Virginia que pensó traer a España una tendencia instaurada en otros países como Estados Unidos o Reino Unido y que poco a poco gana adeptas españolas.

Cuidado y trato de las prendas

Prendas recicladas a las que, a diferencia de otras tiendas de segunda mano, se les da una segunda oportunidad tras pasar un proceso de mejora, para posteriormente customizarlas y darles un giro que las hacen únicas y exclusivas.

Virginia recuerda que no es diseñadora. Su trabajo se basas en la búsqueda y compra de de prendas antiguas que, a su juicio, tienen algo espacial. “El color, el diseño o la forma hacen especial a una prenda que luego llevo a mi taller donde pasan por una fase de restauración”.

Y es ahí, en el cuidado y el trato a las prendas donde Virvin busca, marca la diferencia e intenta huir del concepto que tiene la gente de la ropa vintage: ropa usada, rota, de segunda mano, que huele mal y que está para tirar. “La realidad es bien distinta. Hay verdaderas joyas que sólo con darles una vuelta o saber con qué combinarlo te pueden dar una pieza muy especial”.

El rastro, ese rincón especial

De ahí que Virginia se defina como una auténtica buscadora de tesoros que rescata gustos y estilos del pasado. Tesoros que se esconden en rincones insospechados ahí donde menos uno pueda imaginar, incluso en ese rastro de León que para Virginia fue el germen de su afición.

“Como todas, desde pequeño tenía la costumbre de ir con mi madre y amigas al Rastro. Y fue allí donde empecé a encontrar prendas antiguas que dándoles un giro, poniéndolos un cinturón o un detalle o cortándolas, eran prendas muy de ahora, con muchas posibilidades que te ofrecía una exclusividad y una diferenciación porque eran únicas”.

Sin embargo, fueron las joyas antiguas las que despertaron su verdadera pasión por todo lo vintage, un sector que pronto le ofreció una oportunidad laboral. “Volví a vivir a león y empecé a sopesar la idea de desarrollar un trabajo personal relacionada con el mundo de la moda y que se ajustase a mis necesidades. Fue así como nació Virvin.

Virginia Berciano está detrás de la tiendra on-line vintage 'Virvin'. 

Huir de la producción en masa

Una web que ofrece prendas únicas para mujeres únicas. Virvin es una web que revive como ninguna el espíritu vintage y que está pensada para aquella mujer que busca sentirse diferente, romper con las normas y diferenciarse de lo que hoy es la producción en masa.

“Hoy en día es muy fácil encontrarte con alguien con tu mismo pantalón y cada vez son más las mujeres que buscan sentirse diferentes, mujeres que le gustan llevar algo exclusivo, que valoran los detalles y, por qué no, que son nostálgicas”.

Mujeres que valoran el mimo, el esmero, la dedicación y la pasión que marcan el trabajo diario de Virginia y que son algunas de algunas claves del éxito de esta tienda on-line que ofrece diseños únicos llegados de cualquier época y rincón a precios asequibles para todos los bolsillos.

Virginia intenta encontrar el equilibrio entre un negocio y su objetivo de lograr que sus prendas lleguen al máximo número de mujeres aunque ello suponga sacrificar margen. No obstante, recuerda que en su mayoría las prendas que ofrece tienen una alta calidad que, a diferencia de la creencia común, es ajena a la firma.

“Pienso que la ropa antigua tiene una calidad superior a la de hoy. No siempre es necesario que esté firmada por un gran diseñador. Pienso que hay prendas de una costurera anónima de los años 60 con una gran calidad. Y por ello las rescata y las traigo al siglo XXI y ofrecerla al mejor precio posible”.

Confianza en un proyecto “con dificultades”

Luchadora y confianza en su proyecto, reconoce que han sido muchas las dificultades con las que se ha encontrado su proyecto. Sin embargo, en apenas dos años ha conseguido ganarse el cariño de su público y el reconocimiento de los expertos de la moda.

El secreto, la honradez, la dedicación y el duro trabajo que hacen posible hacerse un hueco en el mundo de la moda sin moverse de León. “Sabía que iba a vivir en León pero creo que el secreto no está en el lugar sino en trabajar mucho. Dedicándole muchas horas creo que puedes trabajar desde cualquier rincón del mundo”.

No obstante, Virginia reconoce que en este camino se ha encontrado con algunas dificultades más aún cuando pones en marcha un proyecto en sí “complicado”. “Es un negocio con dificultades porque ofrezco prendas únicas en color, talla y diseño. Pero por lo menos tengo la satisfacción de decir que en estos dos años únicamente he recibo tres años”.

Una tienda que además ofrece un servicio personal de asesoramiento de cómo combinar o rescatar una prenda y que brinda la oportunidad de que puedas encontrar ese abrigo o ese bolso de antaño que buscas desde hace años. Virginia Berciano, Virvin, una nueva forma de entender, ver y disfrutar la moda, ésa que ha marcado y marca estilos, épocas y movimientos. Un canto a lo vintage que ha llegado para quedarse en el armario.

Virginia luce alguna de las prendas que ha rescatado y restaurado. 

 

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos4.6 puntos (19 votos)