Cultura
PATRIMONIO
"¡Tenemos 300 más!"
Los 143 pendones que lograron el Guinness reciben las acreditaciones del logro en un día de fiesta para León en el que los políticos también bailaron los pendones
Luis V. Huerga
27/07/2011 (21:46 horas)
Vote 
Resultado 3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos (15 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
“Si alguien se atreve a desafiarnos, tenemos 300 más”. De esta forma, el abad del Real Pendón de Baeza, uno de los que participaron hace un año en la mayor concentración mundial de estandartes registrada hasta el momento, ha retado a quien quiera poner en tela de juicio la capacidad de León de poder volver a superar lo que los organizadores de aquella actividad consideran un “hito histórico”.

Este miércoles, el patio del Palacio de los Guzmanes ha sido el escenario en el que se ha hecho entrega de las acreditaciones a los 143 pendones que participaron en aquella concentración que supuso un ‘Guinness de los Records” a base de izar pendones. Unos pendones que “son de todos”, tal y como ha asegurado el secretario de la Asociación de Pendones Reino de León, Antonio Barreñada.

Dicho y hecho. Al arte de bailar los pendones no han renunciado ni la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ni el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, ni el diputado de Cultura, Marcos Martínez, que se han enfundado el cinto y han levantado, con mejor o peor maña, uno de los pendones que han presidido el acto de entrega de las distinciones.

El propio Barreñada, durante su intervención, ha señalado que la consecución de ese récord Guinness no debe ser “efímero”, sino algo que favorezca “atraer la atención al legado” de la provincia de León, que tan bien representan estos pendones. Todos ellos, hace un año, se levantaron en decenas para colorear el cielo de verano de León en una concentración en la plaza de San Isidoro, promovida por la Fundación León Real, que quedará en la retina.

Más aún cuando tres de las principales enseñas leonesas (la de la provincia, la del concejo de León y la del Pendón de Baeza) compartieron protagonismo con las llegadas desde la comarca zamorana de Sayago y otras de Asturias en un acto de hermanamiento que supervisaron los ojos de los jóvenes participantes en la Ruta Quetzal, que visitaban por entonces la ciudad de León, de la mano de Miguel de la Quadra Salcedo.

Isabel Carrasco tratando de bailar uno de los pendones.

No sólo es “un papel”

Para el presidente de la Asociación de Pendones Reino de León, Bernardo Gutiérrez, esta distinción no es tan sólo “un papel” sino algo más importante porque reconoce “el esfuerzo, el trabajo y el dinero de mucha gente”, que hizo posible la consecución del Guinness.

En el acto también ha intervenido el alcalde de León, Emilio Gutiérrez , que ha resaltado que ese logro es “fruto del trabajo común y de la colaboración de instituciones” que, además, ha permitido que los pendones hayan “trascendido nuestras fronteras”. También ha indicado que es una “obligación” de las instituciones “defender” las tradiciones de “los antepasados”, así como la “historia de nuestros mayores” porque esa es “nuestra historia”.

Por su parte, la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco (PP), que ha bailado uno de los pendones al finalizar el acto, ha recordado que con las “ayudas” de la institución se han podido recuperar y catalogar 300 de los 1.300 pendones que puede haber en la provincia leonesa.

El subdelegado del Gobierno con uno de los estandartes.

Representación de las autoridades en la entrega de las acreditaciones.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos (15 votos)