Sábado, 25 octubre 2014Actualizado 17:07
León  Poco nuboso
22
11

  
Leonoticias
Preparar para imprimir  Imprimir      Enviar por correo  Enviar por email         Cambiar tamaño de texto
REPORTAJE 
Los guirrios y los toros
Los vecinos de esta pequeña localidad de Velilla de la Reina preparan durante meses los trajes y artefactos que desfilarán el domingo en estos antruejos
  Vote:    
Resultado: 4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos   29 votos
Paco Alcántara       21/02/2009
Onésimo Fernández muestra orgulloso una Gomia que ha creado con la calavera de un caballo y los cuernos de un carnero. El cuerpo de este fantástico animal, que se asemeja a un dragón, lo ha confeccionado con un armazón de palos que ha cubierto con telas viejas de colores llamativos. La cabeza de tan fantasmagórico personaje carnavalesco va provista de un mecanismo con el que uno de los porteadores podrá abrir y cerrar la mandíbula del animal ante la estupefacción del gentío. Muy similar es la Zampa, que también se crea con una calavera de burro o caballo y que se coloca en la cabeza de un solo porteador, que cubre su cuerpo con sacos o mantas.

La nave de este vecino de la pequeña localidad de Velilla de la Reina, a apenas treinta kilómetros de León, en la cuenca del Órbigo, es un bestiario de seres entre lo imaginario y lo real. La Gomia comparte espacio con los disfraces de toros, vacas, el oso y la mula. En ellos se introducirán varios mozos, que recorrerán las calles embistiendo a quienes se interpongan a su paso. “Siempre ha sido así”, comenta Onésimo, que ya ha cumplido los setenta años y recuerda que en su pueblo se celebraron los carnavales desde siempre, “para mover la Gomia hacen falta varios chicos, con fuerza, porque tienen que correr a los guirrios, que se defenderán con palos”. Bajo su responsabilidad descansa el que todos los artilugios estén perfectamente dispuestos para ser usados este domingo.

Onésimo, ganadero retirado que pasa muchas horas en su taller de carpintería, crea cada animal sacando del recuerdo como eran los que antaño conoció, porque el Antruejo en este pueblo despareció a finales de los años cincuenta del siglo pasado. No existe documentación escrita, y no se recuperó hasta hace treinta años; “pero, hemos vuelto a organizarlo como si nunca hubiera dejado de celebrarse, porque todos echan una mano y quieren participar”, sentencia con satisfacción. Solo pone un pero, “a los chavales más jóvenes les cuesta quitarse la gomina del pelo para colocarse una máscara”.

Este conjunto de mascaradas desfilará a partir de las cinco de la tarde durante la celebración del Antruejo, los carnavales tradicionales que desde tiempo inmemorial se han celebrado en el mundo rural y que en Velilla de la Reina se han recuperado.

Pili y María José trabajan en un 'Guirrio' . (Foto: Eduardo Margareto)

Colectividad

Sólo hay que dar una vuelta por Velilla de la Reina para asumir que sus habitantes conciben la celebración del Antruejo como la culminación de una gran tarea colectiva en la que han invertido varios meses en un sinfín de preparativos. Así lo atestiguan Pilar Sánchez y María José Amador, que pasan alguna que otra tarde colocando escarpelas, o pintando nuevas caras sobre cucuruchos de cartulina.

Esta mujeres y otras muchas, bajo la dirección de Emiliano Blanco, presidente de la Asociación Cultural ‘Toros y guirrios’, no sólo han lavado y arreglado las camisas y calzones de lino que vestirán los guirrios. Durante el invierno, además de acudir a clases de pandereta y bailes leoneses, han sacado tiempo para reparar las impresionantes máscaras cónicas que van rematadas con unos coloristas abanicos realizados en papel de seda.

Emiliano Blanco es el presidente de la Asociación Cultural 'Toros y Guirrios'. (Foto: Eduardo Margareto)

También se han esmerado en trenzar nuevas ligas que sujetarán las medias de lana blanca que relucen en los uniformes donde no faltan las fajas confeccionadas con la piel de alguna alimaña cazada en la zona y los cintos cargados de cencerros. Asegura Blanco que las mascaradas de guirrios y de toros “son las que dan más carácter al carnaval Velillense”. Entre los múltiples personajes que participan en este espectáculo que marca el inicio de la Cuaresma destaca, también, el Barrigón. Según el presidente de la Asociación cultural, esta figura “viste ropas amplia que rellena con hierba seca y se zurra con otros”.

El Antruejo de Velilla de la Reina es una celebración comunitaria donde participan buena parte de los trescientos vecinos que residen en este pequeño municipio del Páramo leonés y muchos otros que en estos días se acercan para tomar parte activa y embutirse en alguno de los disfraces.

Onésino prepara y repara las máscaras que saldrán en el carnaval de Velilla de la Reina. (Foto: E. Margareto)

Cencerradas

Las siempre tranquilas calles de este pueblecito leonés se alborotan durante los días de carnaval. Los guirrios recorren el pueblo saltando con sus espectaculares máscaras y los grandes abanicos que las rematan abriéndose y cerrándose según recorren las calles.

A partir de las cinco de la tarde de este domingo comenzará esta inmensa representación carnavalera con un desfile de Mandamitos y cencerrada, acompañada de dulzaineros, grupos de bailadoras y pandereteras de Velilla. El lugar de reunión es la Plaza de la Veiga, donde las celebraciones continuaran con jotas y danzas populares. Tras los bailes tradicionales, vecinos y visitantes pueden ver el acto más representativo de este Antruejo: la Exhibición de ‘Toros y Guirrios’, que refleja la periódica crecida del río Órbigo repartiendo nutrientes para los nuevos cultivos. Así, el toro que embiste rememora las crecidas del río, reproduciendo año a año un antiquísimo rito de fertilidad.

La fiesta no puede terminar sin agasajar a todos los presentes con una merienda, en este caso a base de escabeche y vino, degustación de las típicas orejas, flores y fisuelos de Antruejo, que ha preparado las vecinas durante la semana. El programa llega a su fin al anochecer con el espectáculo pirotécnico conocido como el ‘Toro de Fuego’ y un baile popular amenizado por unos dulzaineros. 

Pili prepara flores uno de los dulces típicos que reparten en el carnaval de Velilla de la Reina. (Foto: E. Margareto)

Vote:    
Resultado: 4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos   29 votos
Compartir noticia:
Preparar para imprimir  Imprimir      Enviar por correo  Enviar por email         Cambiar tamaño de texto
Todas las noticias
 
Gestor de contenidos
desarrollado por
Powered by
SPC v2015 ®