Martes, 23 septiembre 2014Actualizado 23:53
León  Nuboso con lluvia
21
11

  
Leonoticias
Preparar para imprimir  Imprimir      Enviar por correo  Enviar por email         Cambiar tamaño de texto
EL FUTURO DE CEISS 
La fusión 'toma forma' y Unicaja ultima la ayuda que recibirán para cerrar el acuerdo
La entidad malagueña sigue adelante aunque ha solicitado a Economía que intermedia para conseguir un 'trozo más grande de la tarta' de la entidad resultante
  Vote:    
Resultado: 3,9 puntos3,9 puntos3,9 puntos3,9 puntos3,9 puntos   19 votos
leonoticias.com       11/03/2012
La fusión entre Caja España-Duero y Unicaja parece poco a poco tomar forma. Tras las reuniones mantenidas a lo largo de esta semana todo apunta a que el proceso está muy cerca y podría cerrarse esta semana que entra. Una fusión en la que la entidad malagueña exige una cuota mayor de poder de la nueva entidad resultante.

Las negociaciones durante los meses de verano dieron como resultado final un acuerdo "favorable a ambas entidades". Así ambas partes han cerrado que finalmente ka entidad de ahorro de Castilla y León tendrá una participación total del 30% y la malagueña, del 70%. Sin embargo, Braulio Medel quiere que el reparto sea más beneficios para la entidad malagueña. Y es que el presidente de Unicaja ya ha solicitado a Economía que intermedie con la junta directiva de la entidad castellano y leonesa para que vuelva a producir un nuevo reparto.

De consolidarse el 'matrimonio'  el grupo bancario que resulte de la integración de Unicaja y Caja España-Caja Duero se constituirá como el tercer grupo de cajas con ejercicio indirecto de la actividad financiera. Un acuerdo que de no llegar este mes de marzo podría suponer la intervención de Caja España-Duero por parte del Banco de España.

Alternativas para alcanzar la fusión

No obstante, todo apunta que el acuerdo se cierre esta semana y que las cajas recurran al FROB para obtener las ayudas que necesitan para cumplir con el nuevo plan financiero. Otra opción pasaría porque Caja España-Duero podría convirtiese los 525 millones recibidos por el fondo de rescate en 2010 en los llamados bonos 'cocos', que cuentan a la hora de cuantificar el 'core capital'. Asimismo, la nueva entidad resultante tendría una prórroga para realizar las nuevas provisiones inmobiliarias.

El plan ‘Guindos’ hizo tambalear la integración entre ambas entidades dadas las nuevas exigencias que contempla. Unicaja cifró en un importe bruto de 691 millones de euros las provisiones de capital necesarias por su exposición a los activos vinculados al sector del ladrillo para cumplir con las exigencias de la reforma financiera.

Por su parte, Caja España-Duero deberá provisionar 638 millones de euros netos del correspondiente efecto fiscal  a lo que tendría que sumar los 502 millones de euros que se estiman de requerimientos adicionales. Unas cuantías que sin embargo permitían que Unicaja pudiese continuar por solitario lo que hizo tambalear los cimientos de la fusión.
 

Vote:    
Resultado: 3,9 puntos3,9 puntos3,9 puntos3,9 puntos3,9 puntos   19 votos
Compartir noticia:
Preparar para imprimir  Imprimir      Enviar por correo  Enviar por email         Cambiar tamaño de texto
Todas las noticias
 
Gestor de contenidos
desarrollado por
Powered by
SPC v2015 ®