León
LEÓN
González-Quevedo pide "sentido común" para implantar la lengua leonesa en las aulas
El lingüista, antropólogo y escitor leonés, Roberto González-Quevedo, cree que el presente del leonés "es difícil" y apuesta por su impulso desde la escuela "con sentido común y despacio" para no entrar en "conflictos"
L.V.H.
06/05/2008 (12:14 horas)
Vote 
Resultado 4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos (29 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
El doctor en Filología y Antropología de la Universidad de Oviedo y escritor en asturleonés, la lengua autóctona de la zona occidente de la provincia de León, el leonés Roberto González-Quevedo, ha asegurado que la implantación del leonés en la sociedad a través de la escuela con “sentido común, despacio” y con el beneplácito de los padres para “procurar que no haya conflictos”. González Quevedo es el autor de un estudio sobre la presencia del leonés como lengua en la zona donde más influencia hay, es decir, en las comarcas del Alto Sil, Laciana, Babia y las zonas limítrofes. Este estudio ha servido de base para la inauguración del seminario ‘El leonés en el siglo XXI’ que acoge durante este martes y este miércoles el aula magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León.

Esta conferencia pretende analizar el presente y el futuro de una lengua, el leonés, que sigue apegado a la tradición y a la toponimia de los núcleos rurales aislados. González-Quevedo ha asegurado que para el leonés “el presente es difícil porque en esa zona la lengua está en una situación de minoría porque tiene pocos recursos, pero sigue arraigado a la toponimia y a la tradición”. El autor del estudio, ha asegurado que “este es el momento para recuperar la lengua autóctona” ya que “el patrimonio lingüístico de León merece una oportunidad”. Y lo merece tanto que el doctor por la Universidad de Oviedo pide “cuidar no sólo el patrimonio físico sino también el cultural”.

Según el resultado del estudio de González-Quevedo, “hay conciencia de literatura escrita” y se debe “fomentar su difusión y su uso tal y como prevé el Estatuto de Castilla y León”. Hay, por lo tanto, “un mandato ético” para recuperar el leonés, al margen de la duda que pueda plantear que sea práctico o no incorporar la lengua al uso común de los ciudadanos. “Es como cuando alguien tiene una madre muy enferma y no se sabe si es práctico cuidarla, pero hay un mandato ético y si es posible hacerlo, hay una obligación”, ha explicado.

Además, la lengua sigue siendo uno de los recursos más preciados en una zona de la provincia leonesa “muy deprimida por la crisis del carbón”. Además, es un lugar en el que, según su estudio, está generalizado un “conocimiento importante de esta variante lingüística” que es leonés. Aunque González-Quevedo sí ha asegurado que “no hay datos fiables” de cuánta gente lo habla, aunque la población mayor tiene un “gran conocimiento” mientras que en las personas de mediana edad el conocimiento del leonés como lengua se queda en “referencias”. La gente joven es la que más lo desconoce y en este sentido deben ir encaminados “los esfuerzos” para favorecer el fomento del leonés.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos (29 votos)