Reportajes
REPORTAJE
Fresas con corazón
Una empresa de Segovia cultiva fresas en forma de corazón para comercializarlas de forma exclusiva y limitada / Su venta se realizará en Europa y África
leonoticias.com
09/08/2012 (01:30 horas)
Vote 
Resultado 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos (5 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Tienen el mismo sabor, el mismo color, pero todas ellas cuentan con una característica muy especial: son corazones. La empresa Intercom, ubicada en la localidad segoviana de Chañe, inició hace meses el cultivo de fresas en forma de símbolo romántico para ahora arrancar su comercialización en Europa y África de la mano de la firma Sebuberry, en una exclusiva y limitada tirada dirigida a un consumidor innovador y lujoso del sector de la fruta premium.

Son el resultado de un proceso de investigación en I+D+i con el fin de adecuarse a las “duras condiciones climáticas” y que pone de manifiesto que se puede conseguir romper teorías sobre qué se puede cultivar en una zona y clima concreto.

Producidas lejos de las grandes plantaciones de Huelva, el municipio de Chañe, de cerca de 800 habitantes, cuenta con esta innovadora planta. La empresa, especializada en el cultivo de fresas fuera de temporada y todo tipo de variedades de frutas del bosque, decidió dar una vuelta de tuerca a la tradicional fresa de una forma “totalmente natural, sin ningún tipo de aditivo, obteniéndose fresas naturales, dulces y jugosas” pero, eso sí, con una llamativa y original forma de corazón, destacan fuentes de la compañía.

El proceso no fue fortuito. Tras la presentación del producto en Australia por parte de su creador, Josh Engwerda, se iniciaron los contactos con Intercom para su comercialización en toda Europa.

Ahora, se enfoca a decoración en alta cocina, repostería, ‘amenities’ en hoteles y cruceros y, entre otros, detalles de boda. Con estas iniciativas, destacan en la compañía, queda patente que en el sector hortofrutícola ya no basta con ofrecer la mejor calidad, sino que es necesario aportar un valor añadido que lo diferencie al máximo posible del resto.

En este sentido, los técnicos de la empresa segoviana reconocen “el gran esfuerzo que supone la producción de esta fresa en el campo”, ya que la atención y cuidados que necesita son inéditos para una fresa. Dadas sus características, se trabaja y se cuida una a una, por lo que el control de calidad es máximo.
 

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos (5 votos)