Opinión
OPINIÓN POR LUIS ARTIGUE
Figuraciones de lo insólito o tragedia en León
17/10/2015
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
LA NOTICIA ILUMINADA DEL DIA
Iban, venían, subían, bajaban porque el Auditorio de León estaba repleto de espectadores esa noche para escuchar al solista que, al salir a escena con su sobria elegancia habitual, saludó al director de la orquesta, a la platea, se sentó y comenzó a tocar el violonchelo de forma lenta, dulce, sensual, experta, provocadora… La música avanzaba como llenando el espacio, el recipiente, como ascendiendo al techo, sí, como elevando a todo el público mientras aquel virtuoso tocaba entregado y, de pronto, el violonchelo se transformó en cuerpo de mujer ante los ojos atónitos, la música, el instrumentista al que desaforadamente ella empezó a quitar la ropa y el pudor, tocar, la música y ellos como abrazados durante un delito, así, el público que en ese punto parecía una suma de bocas abiertas y la melodía ardiente, sensual. Oh, dos amantes entre los sonidos y ella con su cuerpo de belleza sobrenatural que iba y venía y gritaba sobre él mientras se aproximaba -así, así…- a la cima del orgasmo y entonces, sí, sí, justo entonces, uff: la mujer se incendió en medio del escenario.

-¡Fuego! ¡Fuego!

Haciéndose un hueco entre la sorpresa y la confusión alguien reaccionó rápidamente y, con un extintor, se dispuso a apagar la hoguera humana…
”Un violonchelista muere durante uno de sus conciertos al incendiarse el instrumento que estaba tocando –dirá el titular del periódico local al día siguiente-. Ha sido una tragedia…”.

PD: gracias a los organizadores de las Jornadas de Literatura Fantástica Figuraciones de lo Insólito que se acaba de celebrar en la ULE esta semana, y viva la imaginación.


 

Más artículos del autor:
    Dalí
    La distopía
    Igual
    Tar(jetas)
    Hilo de oro
    Chocar 
    ERE
  Preparar para imprimir  Enviar por correo