Opinión
OPINIÓN POR LUIS ARTIGUE
Exorcismo en la Diputación Provincial
(microrrelato dedicado a los narradores y estudiosos que participan en el Congreso Internacional de Literatura Fantástica que se viene celebrando esta semana en León)
04/11/2014
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
LA NOTICIA ILUMINADA DEL DIA
Érase una vez una ciudad pequeña amiga del comercio de susurros conjeturas y secretos y érase una Diputación Provincial oscura como el tabernón catastrófico en el que escribían sus novelas góticas los bohemios decadentistas.

Sí, érase un palacio tenebroso supuestamente maldito como sede de una Diputación Provincial, y érase allí, comandándolo, una señora feudal de las de lanza en astillero y derecho de pernada…

Érase, en la ciudad, una amenaza de tormenta y los rayos y truenos haciendo que de vez en vez el cielo nocturno pareciera un zumbido de fax, y, luego, érase el asesinato también oscuro, el magnicidio, de la señora feudal sorprendentemente perpetrado por dos de sus compañeras de partido político. Y érase la sonrisa de la luna menguante encastrada en la noche. Y el inconsciente colectivo creando relatos conspiranoicos de bar en bar por todo el Barrio Húmedo.

Erase otro Presidente de la misma Diputación, el sustituto en el ensangrentado trono, de pronto invadido por la maldición latente de la sede de la entidad provincial, y que por eso acaba fulminantemente encarcelado mientras cerca, en el Barrio Húmedo, los parroquianos ilustrados, y no por eso menos borrachos, se preguntan: ¿y si no lo han detenido por presunto culpable sino por “culpabla”? ¿Y si es un modo indirecto y tardío de detenerla a ella y desamordazarla y regresarla como en el poema de Miguel Hernández? ¿Y si…?

Ahora quieren nombrar, como nuevo Presidente de la Diputación Provincial, a un sustituto del sustituto de…

¿Y no han pensado antes en hacerle al edificio un exorcismo?

Luis Artigue
www.luisartigue.es

Más artículos del autor:
    Dalí
    La distopía
    Igual
    Tar(jetas)
    Hilo de oro
    Chocar 
    ERE
  Preparar para imprimir  Enviar por correo