León
LEÓN
El monumento a los represaliados del Cementerio será inaugurado en otoño
El acto tendrá lugar previsiblemente a finales de septiembre o principios de octubre / Tras dos años desde su inicio, falta por colocar una pieza escultórica
leonoticias.com
30/07/2011 (13:35 horas)
Vote 
Resultado 3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos (9 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Miembros de la Junta Directiva de la Asociación Foro por la Memoria de León, promotora del Monumento a los republicanos represaliados por el franquismo en el Cementerio de León, han visitado este sábado las obras, acompañados por el arquitecto Óscar García Luna, director del proyecto de la obra, para conocer de primera mano la evolución de las mismas y la fase actual en la que están.  Actualmente, según indican, “las obras han avanzado significativamente y sólo quedan por rematar algunas obras menores”.

Tal y como ha explicado Enrique Javier Díez, vicepresidente del Foro por la Memoria de León, “en aproximadamente un mes estará finalizado”, lo que supone una “gran satisfacción” para todos los miembros de la agrupación. Planteada como moción al Ayuntamiento de León hace siete años, en noviembre de 2004, fue aprobada en pleno municipal en marzo de 2005, por unanimidad de todos los grupos políticos del Ayuntamiento.

Las obras dieron comienzo pasado el verano de 2009, por lo que “tras tanto tiempo de espera”, desde la asociación, “se congratulan de que la Mancomunidad Serfunle y la empresa hayan puesto fin a los pleitos que han retrasado la obra tanto tiempo y se pueda inaugurar este Monumento, que responde a la demanda de decenas de familiares de represaliados, que en su día se pusieron en contacto con el Foro por la Memoria de León, manifestando su deseo de que se dignifique su memoria”.

Ceremonia de inauguración

Así, podría ser “a finales de septiembre o finales de octubre” cuando este monumento sea inaugurado por la Asociación. Las familias serán las protagonistas de la ceremonia de inauguración,  colocando personalmente esas placas de metacrilato durante el acto con los nombres, los apellidos, la edad y la fecha en la que fueron fusilados cada uno de sus familiares.

Indicaciones para llegar hasta el monumento en el Cementerio de León.

De esta forma, la iniciativa no sólo recordará los nombres de los represaliados y las ideas que defendieron, sino que transformará “este olvido y no-memoria propiciado por la dictadura, en un Lugar de la Memoria, que manifieste con su presencia a las viejas y nuevas generaciones la verdad de lo que ocurrió”. De ahí la placa que estará al inicio de la entrada del monumento con el texto: "¿Cómo vamos a olvidar?"

Monumento

En las paredes laterales del monumento, dos muros de hormigón convergentes, cuyo interior está recubierto de madera, ya se puede ver cómo se introducirán las placas de metacrilato donde irán los datos de cada represaliado. Se intercalarán 935 placas a cada lado, más tres con los colores republicanos, lo que supondrá un total de 1.873 placas, número simbólico que alude al año de la proclamación de la Primera República, en referencia a la continuidad republicana y la lucha por unos valores democráticos y republicanos por los que lucharon aquellos hombres y mujeres fusilados y represaliados, a los que se conmemora con este monumento.

El arquitecto de la obra explica a los miembros del Foro detalles de la misma.

El arquitecto Óscar García explicó a los miembros del Foro que ya se puede apreciar cómo esta Capilla Laica, se ha tratado de que sea un espacio “destinado a la meditación y el recuerdo”, separando el recinto del resto del cementerio mediante esos muros de hormigón, que “le dan una sensación de tranquilidad y recogimiento”, donde se pueda rendir tributo a la memoria de aquellos que fueron represaliados por la defensa de la legalidad republicana y de una sociedad más justa y democrática.

Exterior

Por el exterior se puede ver cómo se recortan un grupo de siluetas de personas entrelazadas, “como parte de una colectividad de destinos similares por las ideas que defendían, la de los represaliados que sufrieron el mismo destino, la fosa común”, afirmó el director del proyecto de la obra. Las siluetas, recorren el muro hasta hundirse en el suelo, introduciendo la mano de la última en el muro de hormigón, indicando la dirección del motivo escultórico que se alza en la convergencia final de los dos muros, como enlace y conexión de toda la obra.

Lo que efectivamente aún falta en la obra, es este motivo escultórico realizado en metacrilato blanco, que cual árbol que se alza, simbolizará la memoria histórica que aflora desde el olvido: “una especie de impulso que sale de la piedra del suelo y que tiene conexión con las siluetas de fuera, que van despareciendo; como un chorro de agua que sale, que se va haciendo cada vez más grande y que acaba en su parte más elevada con tres barras con los colores de la bandera republicana”, explicó el arquitecto. Está en su fase de realización y, en breve, se podrá ver ya instalado en el conjunto de la obra.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos (9 votos)